Disney y Admira han apostado muy fuerte por la nueva compañía, Miravista. El cuartel general de la compañía recién nacida se ha situado en Buenos Aires donde las dos compañías matrices tienen sus oficinas principales para la región. Miravista va a producir sobre todo en Brasil y México. Para Disney su presencia en estos dos grandes mercados implica ser el único gran estudio que coproduce en los tres grandes mercados de la región.Por su parte Admira piensa en Miravista como otro gran suministrador de contenidos que amplíe la sinergia de grupo. Ambas compañías están convencidas que gran parte del negocio del cine que viene pasa por el cine hispano. El mero hecho objetivo del incremento de la población hispanoamericana respecto del total en America del Norte va a crear unas necesidades de contenidos que ambas compañías se aprestan a satisfacer.