La señal de Hispasat vendrá acompañada de canales en abierto emitidos en castellano y portugués con cobertura en Europa e Iberoamérica, tal como afirmó ayer su presidente Pedro Antonio Martín Marín.El proyecto se encuentra aún en fase de estudio. Hispasat es un transportista de señal que depende del interés que este proyecto pueda suscitar entre los distintos canales de televisión que serían quienes suministrarían los contenidos. Hispasat entiende que sería un buen negocio que está abierto a cuantas empresas quieran implicarse con un mercado potencial de mas de 400 millones de personas que hablan en castellano y portugués. En una segunda fase, un futuro lejano de momento, estos canales pasarían a ser de pago, según explicó Jacinto García Palacios, consejero delegado.