Canal Satélite Digital había recurrido ante el Tribunal Supremo español el RD 136/97 de 31 de enero según el cual se le exigió a CSD una certificación para comercializar sus descodificadores y la inscripción en un registro. Tal inscripción le fue negada.El TS remitió el asunto al Tribunal de Justicia de la UE que considera que el mencionado RD restringe la libre circulación de mercancias y la libre prestación de servicios.
El problema vino porque CSD vendió en nuestro país descodificadores europeos que eran ya legales en Bélgica y en el Reino Unido. En la sentencia se destaca que un estado miembro no puede imponer medidas que dupliquen los controles sobre un producto legalmente comercializado en otro país de la Unión Europea.