El canal ha finalizado la segunda temporada de su concurso de producción propia, en el que los concursantes compiten en diferentes desafíos para conseguir el título de Héroe y una vuelta al mundo en familia.

Esforzarse para superar diferentes retos; pensar junto a los compañeros para desarrollar estrategias; trabajar en equipo para conseguir un objetivo común; motivarse para lograr los desafíos individuales; todo ello, compitiendo deportivamente al aire libre, son los ejes y valores  en torno a los que gira La isla del héroe, concurso de producción propia de Boing, que estos días ha concluido la grabación de su segunda temporada.

 


 

Producido en colaboración con Lucky Road Productions y presentado por Eva Rojas, ‘La isla del héroe’ incorporará algunas novedades en su nueva edición. La aventura se seguirá desarrollando en el embalse del Burguillo (Ávila), pero en una isla diferente: los niños de entre 8 y 12 años que compiten en el concurso lo harán en Isla Centinela, que tiene mayor extensión que el escenario de la primera edición y más zona de bosque para realizar las pruebas. También cuenta con un castillo que contribuye a crear una atmósfera medieval idónea para el juego.

Los concursantes se enfrentarán a nuevos desafíos esta temporada. Para asegurarse su permanencia, los aspirantes debían conseguir su insignia de héroe; ahora, además, tendrán que poner a salvo su bandera y llevarla al Trono del Héroe. Solo los que consigan que su bandera ondee en el Trono del Héroe al final de cada programa permanecerán en la isla, mientras que aquel que no lo logre será eliminado.

Además, en esta ocasión los líderes de los equipos tendrán mayor protagonismo. Si en la primera edición tenían el privilegio de elegir a los miembros de sus equipos, ahora tendrán responsabilidades añadidas en los desafíos que afronten en grupos.

A lo largo de la temporada, los aspirantes superarán diferentes pruebas físicas y juegos de estrategia con el objetivo de llegar a la gran final, a la que sólo accederán cuatro de ellos. En cada entrega, uno de los concursantes podrá conseguir el brazalete de la inmunidad, que garantiza su continuidad al menos una semana más.

En la recta final, el programa se convertirá en una lucha individual por el triunfo. Al final, solo un héroe conseguirá el gran premio final: una vuelta al mundo con su familia y el ansiado título de Héroe.