El entretenimiento es un género muy apreciado y sigue cosechando buenas audiencias. Así se destaca en la última edición de Entertainment TV Report, de Eurodata TV, que estudia estos programas en 11 territorios.

Según el informe, como media un tercio del prime time de las cadenas de televisión están dedicados a formatos de entretenimiento. Para Candice Alessandra, Gerente de Investigación Internacional de EurodataTV Worldwide, “durante el horario estelar, los programas de entretenimiento ayudaron a incrementar las cifras de audiencia para la mayoría de los principales canales estudiados, aumentando la audiencia en un 24 por ciento. Estos resultados ponen de manifiesto que el entretenimiento sigue siendo un género clave para esta franja horaria”.



Los países estudiados dedican una parte significativa de sus horarios de máxima audiencia al entretenimiento pero, como es lógico, se producen diferencias entre ellos. Así, no todos los territorios emiten la misma cantidad de programas dedicados a este género. Mientras que  Japón y Estados Unidos se encuentran a la cabeza, dedicando el 58 y el 53 por ciento, respectivamente de su prime time, Francia y Alemania son los que menos tiempo le otorgan un 22 y un 17 por ciento respectivamente.

El formato inglés ‘Strictly Come Dancing’ es uno de los más exportados

En algunos países  los canales privados son el hogar del entretenimiento en ese horario, circunstancia que se da especialmente en Japón, con un 65 por ciento. En otros territorios son las principales cadenas públicas las que dedican más espacio de su horario estelar a este género. Tal es el caso de Reino Unido.

Gran Bretaña, Estados Unidos, Países Bajos, Suecia y Bélgica son los países que venden los programas más exitosos.  Los más exportados son el estadounidense Got Talent, los británicos ¡Mira quién baila! y Granjero busca esposa y  el sueco Supervivientes.

2018 fue un año excelente para los formatos de entretenimiento, con el doble de lanzamientos que en 2017. La mayoría de estas novedades fueron programas originales, siendo Reino Unido el país que más propuestas propias colocó en su prime time: The Great Bake Off For Stand Up To Cancer (versión con famosos de The Great Bake Off para apoyar la lucha contra el cáncer), The Generation Game, Who Wants To Be A Millionaire (vuelta del ya veterano Quién quiere ser millonario) y Gordon, Gino and Friend : Road Trip. Pero verdaderamente, se trata de versiones  o spin off de programas ya emitidos.

‘Gordon, Gino and Friend : Road Trip’

Las adaptaciones realizadas el pasado año representan un tercio de los nuevos lanzamientos, como Ninja Warrior, adaptado por primera vez en Israel  o  Grandpas over flowers, un formato surcoreano, que se adaptó con éxito en los Países Bajos.

2018 también marcó un aumento en la popularidad de las competiciones de telerrealidad, con 14 nuevos lanzamientos. Dentro de esta categoría, los talent shows dominaron acaparando 8 de estos 14 lanzamientos, como The Voice, The Great Bake Off, Got Talent y Sewing Bee. Pero fue también el año que vio nacer a nuevos formatos que no estuvieron basados en conceptos preexistentes. Este es el caso de  Showdown (Israel), Ich WeiB Alles (Alemania) y L’Aventure Robinson (Francia).

E igualmente fue el año en que programas con “solera” como The Generation Game, Who Wants to Be a Millionaire y The Brain regresaron a las pantallas en el Reino Unido e Italia tras más de cinco años de ausencia en algunos casos.

Programas con solera como ‘Who Wants to Be a Millionaire’, han vuelto a las pantallas tras cinco años de ausencia

Los spins off se mantuvieron como apuesta segura para los canales. Por ejemplo, en Estados Unidos, se lanzó la cuarta entrega de la franquicia Love & Hip Hop: Miami y se clasificó enseguida en los primeros puestos. Un éxito similar se produjo en los Países Bajos con The Voice Senior, que ocupó el sexto puesto en un abrir y cerrar de ojos.

Otra forma de relanzar un programa es crear una versión VIP, algo que han entendido claramente Italia y Estados Unidos, donde se lanzaron las versiones VIP de Temptation Island y Big Brother. Ambos programas formaron parte del top 15 de sus respectivos países.
Las “versiones españolas”

Prácticamente todos los programas mencionados han contado con su “versión española”, especialmente en los canales de Mediaset, con unos resultados bastante aceptables e, incluso, más que notables. Producido en colaboración con Fremantle,  Telecinco está emitiendo la cuarta edición de Got Talent  con la que está liderando los lunes, fecha en la que se emite. La audiencia media de las tres anteriores fue de 17,7 por ciento, 25,7 y 19,7 por ciento respectivamente. El éxito que está cosechando el programa le ha valido para firmar por una quinta.

La versión española de ‘Got Talent’ en Telecinco está dando muy buenos resultados de audiencia

Sin embargo, no siempre fue así. En 2008, Cuatro emitió el formato con el nombre de Tienes talento.  En aquella ocasión no contó más que una única temporada y la audiencia media fue del 9,5 por ciento.

¡Mira quién baila! (Strictly Come Dancing en su idioma original), pasó por tres etapas. En la primera de 2005 a 2010 con siete ediciones, fue La 1, el primer canal de la televisión pública nacional, la que adaptó el formato en colaboración con Gestmusic. Durante las siete ediciones el programa cosechó unos datos excelentes desde el 27,5 por ciento de la primera hasta el 19,5 por ciento de la séptima.

En su segunda etapa, 2010, fue Telecinco la cadena que emitió el talent show. Pese a que Mediaset había adquirido los derechos de emisión, no pudo utilizar el mismo nombre al haber sido registrado por RTVE desde el año 2005, por lo que se emitió con el nombre de Más que baile. En su única edición en Telecinco, el programa firmó el 17,6 por ciento de share.

Programas como ‘Bailando con las estrellas’ han pasado por varias etapas

Su tercera etapa contó, a su vez, con dos fases, ya que en 2014 RTVE recuperó el formato  y volvió a La 1 recuperando el nombre original, ¡Mira quién baila!  En términos de audiencia, el programa no recuperó la fuerza con la que se despidió y alcanzó el 11,5 por ciento. Tras cuatro años en la nevera, en 2018 la cadena pública volvió a apostar por el formato, en esta ocasión bajo el nombre de Bailando con las estrellas,  que se despidió de la audiencia con un 11,9 por ciento, algo que no ha pesado para una segunda temporada con este nombre, que se emitirá durante este 2019.

Desde la adquisición de los derechos en 2008 por parte de Mediaset, fue Cuatro el canal seleccionado para emitir Granjero busca esposa, la adaptación española del inglés The Farmer Wants a Wife. Con seis ediciones a sus espaldas  -la última finalizó en enero de 2018-, el programa funcionó bastante bien para la media de la cadena, firmando un share del 8,7 por ciento.

También fue Cuatro el canal elegido para el lanzamiento de Bake Off España en emisión actualmente. Un formato que, a pesar de ser el  espacio más visto en Reino Unido –tanto en la BBC One como  Channel 4-, haberse adaptado en casi de 30 países y tener varios premios en su haber, en España no está cuajando y no está marcando los resultados esperados.

Antena 3 adaptó ‘Ninja Warrior’

Otro formato que tampoco dio sus mejores datos de audiencia a Antena 3 fue Ninja Warrior. La adaptación española de este espacio en el que los participantes deben completar recorridos de obstáculos de dificultad creciente, llegó a la cadena de Atresmedia con buenas sensaciones en el verano de 2017 y abrió con un buen 18,4 por ciento de share, cerrando la primera entrega con un aceptable 15,9 por ciento. En su segunda temporada, emitida el pasado año, el programa tuvo una bajada bastante pronunciada, firmando una media del 11,5 por ciento. Pese a todo, parece ser que habrá una tercera parte.

La Voz es otro de los talents que saltó de Telecinco (donde se emitió durante 5 temporadas en su versión de adultos y cuatro en la infantil), a Antena 3, que recientemente finalizó su primera entrega de los adultos y que en breve emitirá la senior y otra infantil. En cualquiera de las dos cadenas rivales el programa ha sido todo un éxito de audiencia.

Pero si de formatos que funcionan hablamos y que ha pasado por varias etapas y cadenas, hay que referirse al sueco Supervivientes (originalmente Survivor),  que en 2000 comenzó a emitirse en Telecinco, (con la coletilla de Expedición Robinson), en 2003 se fue a Antena 3, donde estuvo hasta 2005 alternando varios nombres: La isla de los famoS.O.S, La selva de los famoS.O.S y Aventura en África. En 2006 volvió a manos de Telecinco como Supervivientes: Perdidos en el Caribe, cadena en la que ha permanecido hasta la fecha como Supervivientes (de hecho, en  unos días comienza nueva edición). Pero el formato no solo tuvo baile de nombres: al principio se emitió con personas anónimas, luego mezcló anónimos con personajes conocidos, para asentarse con únicamente con rostros del panorama social. En cuanto a audiencias, Supervivientes (con el nombre que sea) ha funcionado muy bien en las dos cadenas: La primera edición en Telecinco cosechó un 28,3 por ciento y la última (emitida el pasado año), rubricó el 35 por ciento. Por su parte, la primera de Antena 3 marcó un 30,8 por ciento y la última (en 2005), un 24,3 por ciento. El formato sin duda, es una apuesta segura.

‘Supervivientes’ arranca nueva ediciónen unos días con novedades, como su emisión también en Cuatro

Y sobre crear versiones VIP’s, España sabe mucho de ello. Además del ya mencionado Supervivientes, tenemos el ejemplo de Gran Hermano. Telecinco fue la encargada de hacerse con los derechos para España (precisamente por estas fechas, se cumplen 19 años de su primera emisión en nuestro país que tuvo una audiencia media superior al 51 por ciento y casi 8 millones de espectadores, algo inimaginable hoy en día). El programa aguantó  en términos de audiencia bastante bien, con 17 ediciones, hasta la número 18 denominada Revolution,  que bajó considerablemente. Como complemento, y seguir explotando a “la gallina de los huevos de oro”, en 2004 se lanzó la primera de GH VIP, que tuvo continuidad al año siguiente, parón durante casi diez años, reapareciendo en 2015, con edición anual desde entonces y unas cifras de audiencia más que considerables (la última edición emitida el pasado año cerró con una media del 32,6 por ciento de share). Tal fue el seguimiento que la cadena enlazó con otra llamada GH Dúo, otra vuelta de tuerca también con personajes conocidos, pero ahora jugando en pareja.