Según el último informe del ONTSI, se ha incrementado la población internauta entre la franja de edad de 65 a 74 años, con una conexión semanal del 42% frente al 38% del año anterior. Además, La utilización de las TIC en el trabajo ha posibilitado mayor disponibilidad de tiempo para adquirir nuevos conocimientos.

La población española internauta sigue incrementándose según la nueva edición del ‘Perfil sociodemográfico de los internautas’, que realiza el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), adscrito a la entidad pública Red.es, a partir de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El informe refleja que siete de cada diez personas se conectan diariamente a Internet en España y destaca el incremento de población internauta entre la franja de edad de 65 a 74 años, con una conexión semanal del 42% frente al 38% del año 2017. El acceso semanal a Internet entre las personas de 16 a 34 años, los estudiantes y las personas con estudios superiores supera el 95%.

Con respecto al uso de Internet por características sociodemográficas, destaca la conexión a la red con frecuencia semanal de los estudiantes, que engloba el 98,2%. Le siguen, con un 93,6% las personas ocupadas por cuenta ajena. Como en años anteriores, el mayor margen de mejora en la conectividad se encuentra en la población con educación primaria, ya que solo se conectan a Internet semanalmente el 46,4%, frente al 97,4% de personas con Educación Superior Universitaria.

Más del 70% de los internautas que trabajaron en la última semana de 2018 utilizan TIC. Por variables sociodemográficas se observa que a mayor nivel de estudios o de ingresos, hay un mayor uso de las tecnologías en el desarrollo de su trabajo.

La utilización de las TIC en el trabajo ha facilitado la colaboración y ha posibilitado mayor disponibilidad de tiempo para adquirir nuevos conocimientos. Los datos también reflejan que gracias al uso de tecnologías se redujo el tiempo dedicado a tareas repetitivas y la independencia en la organización de las tareas.

Más del 80% de los internautas que utilizan dispositivos informáticos en el trabajo los usan para el intercambio de correos electrónicos o la introducción de datos en bases de datos. Destaca el uso de dispositivos móviles u ordenadores de sobremesa por parte de las mujeres (66,9%). Por otro lado, en el caso del uso de equipos o maquinarias automatizadas, se observa mayor penetración por parte de los hombres (19%).

El 34% de los trabajadores que han utilizado algún dispositivo digital en el desarrollo de su labor señalan que han tenido que aprender a usar un nuevo software o equipo automatizado. Los datos reflejan que los hombres han participado en mayor medida que las mujeres en la elección, modificación o prueba del software o equipo (15,5% frente a 10,8%).

En relación a la adecuación de conocimientos al uso de las TIC en el trabajo, el 61,3% de los trabajadores que han utilizado TIC en el desempeño de su labor profesional afirman tener conocimientos adecuados a los cometidos de su ocupación. En el caso de las mujeres, su percepción sobre este tema es ligeramente superior al de los hombres, con 4,3 p.p más.