Diferentes localizaciones de la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia serán los escenarios de esta serie futurista que, como ya avanzamos, está producida por Atresmedia Televisión en colaboración con Good Mood,  la productora de Daniel Écija.

La Valla de Antena 3 ya ha comenzado a grabarse. Durante los próximos meses, las diferentes localizaciones de la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia, se convertirán en la España de 2045, para la nueva serie futurista de Atresmedia Televisión y Good Mood, creada por Daniel Écija.

Écija también es productor ejecutivo de la ficción junto a Inés París, David Molina y Sonia Martínez, y en el equipo técnico, aparecen nombres como Pilar Revuelta en el diseño de producción; Sonia Grande en el de vestuario o Néstor Calvo en la dirección de fotografía, entre otros.

Para Daniel Écija, la serie es “el relato de los miembros de una familia que llegarán a un nuevo Madrid para encontrar un trabajo, un futuro y acabarán teniendo la oportunidad de cambiar el destino de su país”, y asegura que “su producción será muy exigente”.

Por su parte, Sonia Martínez, directora de Ficción de Atresmedia, apunta que pese a ambientarse en el futuro, en La Valla encontraremos elementos que podríamos reconocer en la sociedad actual: clases sociales, abusos de poder, corrupción política, traiciones, injusticias, lealtades, amor … “

Además de las ya anunciadas Ángela y Olivia Molina, la serie está protagonizada por Unax Ugalde,  Abel Folk y Eleonora Wexler; completando el reparto con nombres como Daniel Ibáñez, Belén Écija, Manu Fullola, Iván Chavero, Juan Blanco, Elena Seijo, Yaima Ramos, Nicolás Illoro, Laura Quiros, Ángela Vega, Malena Gutiérrez, Pedro Beitia, Óscar de la Fuente o Cristina Soria.

¿De qué va? La serie se ambienta en un futuro próximo, en la España de 2045. La cada vez mayor escasez de recursos naturales ha convertido a las democracias occidentales en regímenes dictatoriales que justifican la falta de libertades con la promesa de asegurar la supervivencia de los ciudadanos. En España, en la misma línea, un gobierno dictatorial ocupa el poder. Mientras la vida en las áreas rurales se hace cada vez más imposible, la capital ha quedado dividida en dos regiones férreamente cerradas: el Sector 1 (el del gobierno y los privilegiados) y el Sector 2 (el resto). La única forma de pasar de una zona a otra es cruzar la Valla que las separa, para lo que será requisito disponer del salvoconducto reglamentario.