Aprovechando la celebración de la 69ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, el Observatorio Audiovisual Europeo da a conocer sus primeros datos provisionales sobre la asistencia a cines en Europa durante 2018. En la Unión Europea la caída ha sido del 3%, registrando 955 millones de entradas vendidas y según el Observatorio las primeras estimaciones indican que se debe, en mayor medida, por el descenso en la asistencia para ver películas USA.

‘Vengadores: Infinity War’ (Disney)

En Cine&Tele seguimos con el repaso a los datos de asistencia a salas de cine en Europa durante 2018. En los días previos hemos publicado artículos sobre el informe de UNIC (Unión Internacional de Cines) así como de la plataforma MEDIA Salles. Las cifras son ligeramente diferentes en cada una porque sus estudios no cubren exactamente los mismos territorios.

Los 995 millones de espectadores en la Unión Europea suponen una bajada del 3%, dado que en 2017 se habían vendido 29,4 millones de entradas más. Según subraya el Observatorio, el dato es el cuarto peor desde 2009.

Incluyendo los territorios europeos de fuera de la UE, el descenso es similar (3,11%) al caer de las 1.290 millones de entradas de 2017 a las 1.250 millones de 2018. Bien es cierto que, a pesar del decrecimiento, esta cifra representa la tercera mejor de las últimas décadas.


Los datos han sido recogidos por el Observatorio con la colaboración de la EFARN (European Film Agency Research Network).

Los resultados reflejan situaciones muy heterogéneas en cada territorio. La asistencia a salas, en los 25 territorios de la UE en donde se tienen ya disponibles los datos provisionales, subió en 8 países, descendió en 13 y se mantuvo prácticamente igual en 4.

Evolución en la asistencia a salas de cine durante los últimos años en la Unión Europea.

En la Unión Europea, la moderada bajada de asistencia se explica por un descenso importante en Alemania (16,9 millones de entradas menos, -13,9%) así como años flojos en términos comparativos con el previo en Francia (-8,9 millones, -4.3%) e Italia (-7 millones, -7%).

De los mercados fuertes de la Unión Europea, solamente el Reino Unido puede presumir de tener un 2018 al alza, gracias sus 177 millones de entradas vendidas, es decir, un 3,7% más con respecto al 2017. Es el mejor dato del país desde 1970.

El número de espectadores también creció y marcó récords en Polonia (+3,1 millones, +5,5%), Rumanía (+0,6 millones, +4,5%) y la República Checa (+1,1 millones, +7,3%).

Rusia confirma su solidez y vuelve a superar los 200 millones de entradas vendidas, aunque perdió 11 millones y eso ha supuesto que Francia vuelva a recuperar el primer puesto del continente por escasísimo margen. Turquía, séptimo mercado en Europa, bajó ligeramente de 71,2 a 70,4 millones de entradas. Una bajada comprensible, dado el récord del año anterior.

La película finlandesa ‘Ilosia aikoja, Mielensäpahoittaja’ logró el puesto 2 en la taquilla de 2018 en su país.

Aunque es pronto para realizar un análisis de las entradas según el país de origen de las películas, los primeros datos permiten estimar que el descenso de espectadores se debe, principalmente, por la bajada en la asistencia para ver películas procedentes de Estados Unidos.

No hubo supertaquillazos USA en 2018, siendo los principales títulos en la Unión Europea Vengadores: Infinity War, Los increíbles 2 y Bohemian Rhapsody.

En relación la cuota nacional de pantalla, en comparación con 2017, las cifras mejoraron en 13 países de la UE y cayeron en 11 (hay 24 territorios con estos datos disponibles).

Datos de asistencia a salas en cada país de Europa en 2018, en comparación con las cifras de 2017 (Pincha en la imagen para ampliarla).

En el caso de Reino Unido, siempre discutible, la cuota de pantalla fue de 44,8% incluyendo las coproducciones con Estados Unidos, y del 11,7% para producciones independientes. Si obviamos este caso, Francia volvería a liderar la UE con una cuota de 39,3%,  por delante de Polonia, que con sus 33,1%, es el único país del resto que también supera la barrera del 30%.

Cuotas relevantes son también las que logran países como Dinamarca (29,4%), Lituania (27,5%), Finlandia (23,6%), Alemania (23,5%), la República Checa (23,3%), Italia (23,2%) y Letonia (22,1%). Fuera de la UE, Turquía sigue erigiéndose como toda una potencia dentro de su territorio, alcanzando una cuota de 62,9% de las entradas en 2018.

El Observatorio Audiovisual Europeo adelanta que el siguiente informe con cifras en este ámbito se lanzará justo antes del Festival de Cannes.