La Unión Internacional de Cines (UNIC), que reúne a las asociaciones de exhibidores de cine de 37 territorios europeos (entre ellas FECE), ha dado hoy a conocer su informe con los datos provisionales a la asistencia a salas de cine en Europa durante 2018. Según UNIC,  la asistencia cayó aproximadamente un 3,3%, si bien, por cuarto año consecutivo, se superan los 1.250 millones de espectadores y los 8.000 millones de euros recaudados.

‘Expediente 64: Los casos del departamento Q’ fue líder de taquilla en Dinamarca.

Aunque algunos datos todavía tiene que ser recopilados y algunas cifras de ciertos territorios están basadas únicamente en estimaciones iniciales, el panorama que proporciona UNIC representa el primer análisis amplio de la actuación de la exhibición europea en 2018. En ese sentido, todavía no puede ofrecer datos totales del conjunto de los territorios.

La entidad espera poder ofrecer datos finales y más detallados del rendimiento en cada territorio en torno a la primavera de 2019.


Como comentábamos, el 2018 no deparó grandes alegrías a la exhibición europea pues, a tenor de los datos recogidos por UNIC, hubo un descenso de asistencia del 3,3% aproximadamente, si bien hay que recordar que el año anterior se habían registrado cifras récord.

Así, los datos en Europa siguen siendo potentes, superando por cuarto año consecutivo tanto la cifra de los 1.250 millones de espectadores como la de los 8.000 millones de ingresos. En lo que se refiere a los países miembros de la Unión Europea de los que se dispone información, la caída fue del 2,9%, con cerca de 950 millones de entradas vendidas.

Datos y evolución de recaudación y entradas en 2018 en los territorios de UNIC (Haz clic en la imagen para ampliarla)

UNIC recalca, en lo que se refiere al dato de recaudación en Europa, que las variaciones en los tipos de cambio de divisas tuvieron un impacto muy relevante en el total, particularmente en lo relativo a la taquilla en Rusia, que descendió un 17,4% en euros pero solamente un 5,6% en rublos. De manera análoga, en Turquía bajó un 29,4% en euros cuando subió un 3% en liras. Solamente estos dos territorios ya representan una pérdida de 165 millones de euros en la taquilla europea.

Las cadenas de cine europeas experimentaron unos resultados mejorables a pesar de su continuada inversión en tecnología y a las iniciativas de desarrollo de audiencia. UNIC considera que hay combinación de factores para el descenso, incluyendo un verano particularmente cálida y la celebración del Mundial de Fútbol, que contribuyeron a una bajada sustancial en varios territorios europeos durante ese periodo.

Sin que puedan establecerse como datos definitivos, por ahora, los países con mejores cuotas nacionales en 2018 dentro de la zona UNIC fueron Turquía (62,9%), Francia (39,3%) y Polonia (35,5%).

Los títulos más destacados en la generación de ingresos para los cines volvieron a ser los estadounidenses, liderados por películas como Vengadores: Infinity War, Bohemian Rhapsody, Los increíbles 2, Mamma Mia! Una y otra vez y Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas.

 

Buenos resultados en Reino Unido, Turquía, Polonia y Rumanía

Aunque la taquilla en el Reino Unido cayó ligeramente un 0,1%, los exhibidores del país celebraron un año de récord en espectadores, logrando 177 millones de entradas, la cifra más alta desde 1970.

‘Kobiety Mafii (Women of Mafia’ fue nº 2 en 2018 en la taquilla polaca.

Los cines de Polonia reunieron a casi 60 millones de personas, un incremento del 5,5% en relación al año anterior, auspiciados en gran medidas por tres cintas locales que triunfaron en taquilla hasta tal punto de que lideraron el total: Kler, Kobiety Mafii y Planeta Singli 2.

El caso de Rumanía es todavía más impresionante, pues en 2018 vendió 14,5 millones de entradas y su recaudación aumentó un 12,5%. En los últimos 10 años, el país ha cuadriplicado sus cifras de asistencia.

En cuanto a Turquía, cabe decir que, por segundo año consecutivo, atrajo a más de 70 millones de cinéfilos, con la particularidad de que obtuvo un récord en su cuota nacional (62,9%), con un ranking liderado por la producción local Müslüm.

 

En Francia, España y Rusia hay estabilidad

La asistencia a salas en Francia se debilitó en un 4,3%. No obstante, los exhibidores congregaron todavía a más de 200 millones de espectadores y se obtuvo una cuota de pantalla para películas francesas de casi el 40%, con tres películas locales en el Top-5.

El caso de España, como ya comentamos a principios de año, también es de ligero decrecimiento, con una caída del 1,9% en ingresos y del 2% en espectadores. La asistencia a salas aquí rozó la simbólica marca de los 100 millones de espectadores (98), con Jurassic World: El reino caído, Bohemian Rhapsody, Los increíbles 2, Vengadores: Infinity War y Campeones como las películas de nuestro Top-5.

Respecto a Rusia, que en 2017 superó a Francia como territorio europeo con mayor número de entradas vendidas, vivió su segundo mejor año de la Historia, a pesar de la caída del 5,7% en espectadores. Su película autóctona Dvizhenie vverkh lideró la lista de las más vistas.

 

Año flojo en el sur de Europa y en los territorios de habla germana

Debido a una falta de éxitos tantos nacionales como internacionales, los datos en Alemania  (bajada del 14,8% en taquilla y del 13,9% en espectadores),  Austria (descenso del 9,5% en ingresos y 11,4% en entradas) y Suiza (pérdida del 12,6% en recaudación y del 12,9% en número de espectadores) fueron decepcionantes.

Top-5 de taquilla en 2018 en cada país miembro de UNIC (Haz clic en la imagen para verla más grande)

En el sur de Europa tampoco tuvieron mucho por lo que regocijarse, dada la caída del 5% en ingresos y 6,9% en entradas vendidas en Italia, del 7,7 en recaudación y del 7,4% en espectadores en Grecia y del 4% en ingresos y del 5,9% en entradas en Portugal.

 

Suerte dispar en el norte de Europa

Por un lado, hubo países en los que el 2018 deparó sentimientos de júbilo en la exhibición, gracias al crecimiento en Dinamarca (del 5,1% en taquilla y 4% en espectadores) y en Noruega (aumento del 9,1% en ingresos y del 3% en entradas vendidas. En estos lugares varias producciones locales lograron colarse en el Top-5, con especial atención a la danesa Expediente 64: Los casos del departamento Q.

Tras un año en el que Finlandia había logrado una cuota de pantalla del 22,7% en su país, el 2018 fue de resaca, pues experimentaron un descenso en el número de espectadores del 8,2%. El caso de Suecia es más tibio, con marcada estabilidad, ya que la caída tanto en ingresos como en espectadores es menor del 1%.

 

Los Balcanes y Europa Central y del Este mantienen su crecimiento

La mayoría de los territorios de Europa Central y del Este disfrutaron de un cuarto año de crecimiento, incluyendo las cifras de la República Checa (ascenso del 13,2% en ingresos y del 7,3% en espectadores), Hungría (+4,8% y +2%) y Lituania (+9,8 y +4,9).

‘Müslüm’ consiguió el cetro de película más taquillera en Turquía.

La buena marcha también es aplicable a la zona de los Balcanes, con resultados especialmente positivos en Croacia (aumento de recaudación en un 7,8% y en entradas en un 1,4%) y en Serbia, donde se eleva nada menos que en un 19,9% y en un 18% en ingresos y espectadores respectivamente.

Las únicas excepciones a esta tendencia al alza serían Eslovaquia, que descendió un 4,3% en ingresos y un 10,9% en entradas vendidas, y Bulgaria, que hizo lo propio con un 9,2% en recaudación y un 12,1% en espectadores. En ambos casos, hay que subrayar, en 2017 venían de marcar récords históricos de taquilla.

 

Puedes revisar el análisis del año anterior del informe UNIC, con los datos de 2017.