Con motivo del 25 aniversario del fallecimiento del director sevillano, el certamen onubense le rendirá homenaje y proyectará Adiós, cigüeña, adiós.

El Festival de Cine de Huelva, que celebra su 44 edición del 16 al 23 de noviembre, homenajeará al cineasta Manuel Summers, con ocasión del 25 aniversario de su muerte. El Iberoamericano proyectará ‘Adiós, cigüeña, adiós’, una de sus películas más reconocidas, durante la programación de una sesión especial el próximo 22 de noviembre. Visto en España por más de tres millones de espectadores, el largometraje tuvo una enorme acogida en varios países latinoamericanos como Argentina; Venezuela, donde se mantuvo más de 20 semanas en cartel; o Colombia, donde fue la más taquillera del año, por encima incluso de ‘El Padrino’.

Nacido en Sevilla en 1935, Manuel Summers siempre ha tenido una fuerte vinculación con Huelva, que le llevó a ser el precursor de los chistes de Lepe, localidad donde pasaba sus veranos y que incluso le nombró Hijo Adoptivo. Sus películas se caracterizan por una mezcla de humor negro, carácter satírico y cultura popular.

Con su primera película como director, ‘Del rosa al amarillo’ (1963) consiguió la Concha de Plata del Festival de San Sebastián y sólo un año después logró una Mención Especial en el Festival de Cannes con su segundo largometraje ‘La niña de luto’ (1965).

En los años 80 rodó una trilogía que fue tremendamente exitosa, ‘To er mundo é güeno’, ‘To er mundo é mejó’ y ‘To er mundo é demasiao’, basadas en una cámara oculta y en las bromas callejeras provocadas por el director. Muy populares fueron también fueron las películas ‘Sufre Mamón’ y ‘Suéltate el pelo’, protagonizadas por el grupo musical del momento, Hombres G, liderado por su hijo, David Summers.

Summers, que en 1992 recibió la Medalla de Plata de Andalucía, trabajó también como técnico en TVE y como humorista gráfico en publicaciones como Hermano Lobo o ABC. Falleció en Sevilla el 12 de junio de 1993, a los 58 años de edad, víctima de un cáncer.