Cine&Tele entrevista en exclusiva al flamante presidente de la Asociación de Productoras de Cine Publicitario (APCP), Albert Soler, que sustituye a Manuel García. En su primera intervención como máximo representante de la entidad, señaló que los últimos cuatro años “han sido los mejores de la Historia de la asociación” e indicó que honrará este legado al  “continuar por el buen camino”.

Albert Soler, nuevo presidente de APCP

En las recientes Jornadas de Producción de Cine Publicitario, APCP llevó a cabo su Asamblea General y en ella se eligió a un nuevo presidente. Puedes leer la crónica en profundidad de estas jornadas organizado en colaboración del  Ayuntamiento de Valladolid, Valladolid Film Office y la Semana Internacional de Cine (SEMINCI), a través de este enlace.

Albert Soler (Mamma Team), que estaba previamente en la Junta de Gobierno, releva a Manuel García (The Brownie Film Co.).

El resto de la Junta de Gobierno está integrada por María Jesús Horcajuelo (Only 925), Jaime Terol (Lee Films), Javier Gálvez (Mirinda Films), Ana Laura Solis(Story We Produce), Manuel García (The Brownie Film Co), la directora Adriana Piquet y José Miguel Nieto como abogado de la asociación.

 

Para conocer la opinión del nuevo presidente sobre el sector y la asociación, Cine&Tele publica la entrevista que le hemos realizado a Albert Soler:

 

Cine&Tele: En tu primera intervención al iniciarse las Jornadas de Producción de Cine Publicitario, dijiste que estos últimos cuatro años en APCP habían sido los mejores de la Historia de la asociación. ¿Cuáles han sido las claves?

Albert Soler:  Ha habido un dato absolutamente aplastante que ha sido que hemos pasado  de las 18 productoras que había hace 4 años a 50 en la actualidad, más unas cuantas que todavía están esperando entrar. Casi hemos multiplicado por tres los asociados.

Acto de inauguración oficial de las jornadas. Albert Soler, nuevo presidente de APCP, en el centro.

C&T: ¿Cómo habéis logrado ese crecimiento?

A.S.: La clave ha sido conseguir que la asociación fuese creíble y que todo el mundo confiase en ella. Ha sido poquito a poco ir convenciendo a unos y otros de los beneficios que teníamos de estar todos juntos. La verdad es que ha sido un placer todo este proceso porque ha conseguido que, después de mucho tiempo, todas las productoras de publicidad nos conociésemos porque éramos muchos y no acabábamos de conocernos. Y no sólo nos hemos conocido, sino que nos hemos gustado. Eso ha hecho que la asociación haya estado muy unida y muy activa para todos los retos que hemos tenido en estos cuatro años.

 

C&T: Has expresado que, como nuevo presidente, quieres continuar por el buen camino que se estaba recorriendo. ¿Qué aspectos crees que hay que intensificar o mejorar?

A.S.:  Siempre hay muchas cosas que mejorar y hacer. Sobre todo abordar los problemas que nos van surgiendo. Una de las grandes amenazas que ha habido estos años ha sido conseguir que todas las productoras que entrasen en la asociación tuviesen un certificado de garantía de AENOR, con el cual nos ponemos unos requisitos mínimos que consideramos que tienen que ser de buenas praxis dentro de una productora. Creo que tenemos que seguir avanzando en ese alto control de calidad de las productoras y trasladarlo a las agencias y clientes para que tengan la tranquilidad  de que, trabajar con asociados de la APCP, tiene una garantía de que, como mínimo, están haciendo las cosas bien.

Albert Soler

C&T: Comentas la importancia de estar unidos y que APCP cada vez es más activa. Aparte de las jornadas, que caminaban ya por la sexta edición, en Málaga habéis creado un evento, tenéis el Spain Seduction en Cannes… ¿Es realmente importante esa actividad de crear espacios para reunirse y tratar los temas candentes?

A.S.: Totalmente. Dentro de la producción de publicidad, hay muchos tipos de productoras. Tenemos que ser muy conscientes de que España, como país de producción, es quizás el más puntero en toda Europa. No solamente estamos hablando de producción nacional sino que una gran parte de las 50 productoras  que hacen producción de service para empresas de todo el mundo que quieren rodar en España.

Hay una necesidad de ser muy activos en todos los frentes tanto para conservar la competitividad de España respecto a los demás países del mundo en la producción como promocionar la calidad de la producción española para el ámbito nacional. Hemos llegado a la conclusión que sólo con mucha actividad puede hacernos avanzar.

 

C&T: Tú acabas de empezar como presidente pero estabas en la Junta Directiva. ¿Con qué ejes planteasteis la reciente edición de las Jornadas?

A.S.: Cuando empezamos no existía en nuestro país unas jornadas o festival de publicidad liderado por las productoras.  Creímos que era importante tener nuestros propios días de reflexión y de charlas sobre los temas que nos interesaban. El año pasado Valladolid y el festival de Seminci se mostraron muy interesados para acogernos en paralelo al festival de cine, y espero que sean muchos años los que estemos aquí como sede.

Para este segundo año en Valladolid hemos intentado tener un contenido muy interesante para todos los agentes. Es una oportunidad increíble poder dirigirte a la vez  a marcas, agencias, productoras y técnicos.

Hemos creado unos pequeños premios dentro de la asociación, que este ha sido el primer año que los hemos entregado. Decidimos, en vez de premiarnos a nosotros mismos como hacen en otros festivales, premiar a otra gente. Premiamos a los anunciantes, a las agencias, a los producers y a los equipos técnicos con los que trabajamos. Todos los agentes que intervienen en la publicidad. Estoy muy orgulloso de la buena sintonía que ha habido entre todos ellos. La gran finalidad de la asociación es hacer entender que todos tenemos el mismo objetivo y que no podemos hacer otra cosa que tener una buena comunicación entre nosotros.

 

C&T: Una idea transversal de muchas mesas redondas de las jornadas fue que, a veces, faltaban espacios de entendimiento respecto a las distintas necesidades de unos y otros.

A.S.: No sólo de entendimiento, sino de conocimiento. El anunciante no sabe cuáles son los problemas y las necesidades de producción. A su vez, la agencia, que está en el medio, le es difícil ejercer la comunicación. Tenemos una complejidad muy grande en los procesos de publicidad y los tres tienen que ponerse de acuerdo en un solo objetivo. Muchas veces eso es difícil. Desde la asociación, con estas jornadas, intentamos que esos procesos sean lo más fáciles posibles, sobre todo con mucha comunicación entre unos y otros.

Albert Soler, durante el inicio de las jornadas.

C&T: ¿Cómo valoras la progresión de las jornadas desde la primera edición hasta ahora? Este año han participado casi 300 personas.

A.S.: Como bien has dicho, hemos crecido. Yo creo que la clave de las jornadas, y más allá de celebrar actos en la Abadía Retuerta o en el claustro del Patio Herreriano, es el contenido que llevas a las jornadas. ¿Para qué estamos aquí todos reunidos? Para compartir todas nuestras inquietudes, para reflexiona y debatir sobre los problemas que nos encontramos en el día a día. De ello surgen sinergias y nuevos conocimientos de cada una de las partes para poder mejorar toda la industria.

 

C&T: Dos semanas antes de la celebración de las jornadas, ya estaba todo completo. Hay un interés importante y habrá gente que se haya quedado sin poder venir.

A.S.: Hay un cupo máximo y se llenó enseguida tanto por clientes, tanto por creativos de agencias que querían venir, por productoras… Eso nos hace muy feliz y reafirma la idea desde la APCP de que a la gente le gusta asociarse y estar cerca.

 

C&T:  Respecto a la situación del sector, en APCP organizáis informes sobre la producción de cine publicitario en España. ¿Cuál sería ahora mismo el panorama a nivel económico? Porque no es un momento sencillo…

A.S.: Cada dos años o tres, y ahora el año que viene nos toca el próximo, hacemos un estudio sobre el impacto económico que tiene la producción publicitaria en España. El último estudio de hace 2 años estábamos hablando de un impacto de 440 millones de euros en España. Habíamos crecido un 37% respecto al anterior estudio (puedes consultar aquí el último estudio).

Vamos a ver el próximo estudio. Yo soy muy optimista, me gusta serlo. Siempre es buena hablar en positivo y creo que las instituciones no son conscientes de que España, como industria de cine publicitario, es líder en el mundo. Y no se está cuidando como se debería cuidar. Hay mucha gente involucrada en este negocio. Todos los países del mundo están de acuerdo en que venir a España a producir es una de las opciones más agradables y más seguras que existen: localizaciones, tiempo, equipos técnicos…

Albert Soler en la fiesta de clausura de las jornadas que se celebró en Abadía Retuerta.

C&T: Muchas veces, ya sean en publicidad o en ficción de cine o TV, por temas de incentivos fiscales o burocracia, la competitividad de España se ve resentida y no lucha en igualdad de condiciones, a pesar de que, como dices, es un lugar muy atractivo. ¿Qué dificultades hay?

A.S.: En lo que respecta a la publicidad, lo que reclamamos es más apoyo de las instituciones en el sentido de ayudarnos para que los procesos sean más rápidos y ágiles para que la producción, si cabe, sea más sencilla en España y puedan venir todavía más países a rodar aquí así como que la producción nacional sea más fluida y tenga una calidad mucho más alta.

Muchas veces falta conocimiento por parte de las instituciones y aquí entonamos el mea culpa. Nos estamos moviendo para explicarles cuál es nuestro negocio y qué es lo que genera, porque hay mucho desconocimiento en las instituciones de lo que significa realmente esta industria. Cuando consigamos hacerles entender que esta industria genera tantos puestos de trabajo y tanta riqueza, intentarán cuidarla un poquito más.

 

C&T:  ¿Cuál es tu opinión del último desde el punto de vista creativo en España? Ya sea por premios o por trabajos destacables…

A.S.: Cada vez es más difícil encontrar trabajos en los que el miedo no influya en el resultado. Dentro de estas charlas estamos intentando sacarnos de encima el miedo que tenemos entre unos y otros para conseguir el mismo objetivo, y pienso que España siempre ha sido un país creativamente muy atractivo pero creo que estamos perdiendo terreno y nos queda mucho trabajo que hacer en perder el miedo y conseguir que la creatividad fluya muchísimo para conseguir trabajos mucho más destacables.

No tanto para premios, sino que esos trabajos emocionalmente potentes van a beneficiar a la publicidad y a las ventas de nuestros clientes. Eso es lo que intentamos: dejar trabajar a los creativos para que su marca crezca.