El Museo de Bellas Artes de Bilbao y la Filmoteca Vasca han firmado un acuerdo de colaboración a través del cual la pinacoteca bilbaína se convierte en sede estable de los ciclos cinematográficos programados por la Filmoteca. La colaboración arranca esta misma semana con un ciclo retrospectivo dedicado a la directora y guionista Helena Taberna.

Fachada del Museo de Bellas Artes de Bilbao

Estas dos instituciones han cooperado en diversas ocasiones con el objetivo compartido de promover y difundir el patrimonio cinematográfico vasco.

Pero esta colaboración ahora cristaliza en un crucial acuerdo para los espectadores de Bilbao, pues este museo pasa a ser sede de los ciclos y proyecciones organizados por la Filmoteca Vasca, convirtiéndose así, junto con Tabakalera, en colaborador permanente y de referencia de su actividad.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao  ofrecerá todos los sábados por la tarde una programación destinada a la transmisión de cultura cinematográfica a través de proyecciones vinculadas tanto al patrimonio vasco como a los clásicos de la historia del cine.

La iniciativa da comienzo este sábado 13 de octubre en el auditorio del museo, un espacio que ofrece 208 localidades y ha sido recientemente renovado con la última tecnología.

La cineasta navarra Helena Taberna es la encargada de inaugurar la programación de la Filmoteca Vasca en esta nueva sede de Bilbao. El 13 de octubre se podrán ver, en la sesión de las 18:00 horas, sus cortos La mujer de Lot (1990), 87 cartas de amor (1992), Emiliana (1993) y Nerabe, mientras que en el pase de las 20:00 horas se incluyen Busto de un poeta (1991), Alsasua 1936 y Recuerdos del 36.

‘Yoyes’

El sábado 20 de octubre se proyectará su film más conocido, Yoyes, con presentación de la propia Taberna, la cual también acudirá el 15 de diciembre para comentar su última obra, Acantilado (2016), thriller basado en una novela de Lucía Etxebarria. El 11 de noviembre se podrá acudir a ver Extranjeras y el 18 de noviembre a La buena nueva.

Puedes ver el vídeo sobre esta retrospectiva aquí.

Fundada en 1978, la Filmoteca Vasca tiene como principales patronos al Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Álava y la Diputación Foral de Gipuzkoa. Su objetivo es investigar, recuperar, archivar, conservar y exhibir películas y trabajos audiovisuales de interés para el estudio del cine, con especial dedicación al cine vasco, así como reunir y custodiar documentación y material técnico cuya conservación es relevante.

La Filmoteca Vasca está ubicada desde 2015 en Tabakalera – Centro Internacional de Cultura Contemporánea de San Sebastián.