El Ministerio de Cultura y Deporte acaba de aportar 7 millones de euros adicionales de sus propios presupuestos al Fondo de Protección de la Cinematografía del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) para reforzar la dotación de las ayudas generales y selectivas de largometrajes.  

Con esta cantidad adicional, más el suplemento de crédito destinado a ayudas a la amortización de 10.845.000 euros que autorizó el Consejo de Ministros del 27 de septiembre, el Fondo de Protección de la Cinematografía pasa de los 70.766.000 euros iniciales a tener 88.611.000 euros, es decir, un aumento de un 20% de su asignación.

Según establecen desde el ICAA, esta decisión “se enmarca en la voluntad del Gobierno de defender el audiovisual como un sector estratégico de país” y “constituye un ejemplo de que se quiere apoyar verdaderamente al cine español”, entendiendo que este aporte económico adicional a estas líneas de ayudas era “absolutamente necesario“.

El Gobierno es consciente de que en los ejercicios correspondientes a 2016 y 2017, la dotación destinada a las ayudas generales y selectivas a la producción, al ser de 37 millones de euros (30 y 7 millones respectivamente) era “claramente insuficiente” para el volumen de la nueva producción de largometrajes.

De hecho, el ICAA reconoce que, en las ayudas generales de 2017, hubo proyectos que superaron los 90 puntos de un máximo de 100 y que no resultaron beneficiarios de la misma, debido a la “escasa disponibilidad presupuestaria”.

“Si no se hubiera realizado esta aportación presupuestaria adicional, este año, numerosos proyectos viables financieramente y que previsiblemente van a alcanzar en la actual convocatoria la puntuación que habilita para acceder al 100% de la ayuda,  no llegarían a ser beneficiarios, lo que pondría en serio riesgo sus posibilidades de producción y la consiguiente paralización del sector de la producción cinematográfica que más riqueza y empleos, directos e indirectos, genera”, indican en su comunicado.

Si bien 7 millones es una cantidad pequeña en comparación con los números que se manejan en otras latitudes, el Ministerio espera que varios proyectos con grandes puntuaciones no se queden sin financiación.