El aventurero, que ahora tiene en la parrilla del canal de Mediaset Volando voy, ha comenzado la grabación de una nueva entrega para la próxima temporada. La actriz viajará con Calleja al estado de Uttarakhand, India, donde se encuentra la  parte alta del río Ganges.

Blanca Portillo y Jesús Calleja

 

Jesús Calleja ha dado comienzo a la grabación de una nueva entrega de la próxima temporada de Planeta Calleja,  que se dividirá en dos partes y que contará con diferentes invitados en cada una de ellas. Para esta primera expedición, cargada de misticismo y simbología, Jesús ha invitado a una de las grandes damas de los escenarios en España: la actriz Blanca Portillo.

“Me muero de ganas de emprender este viaje”, confirma la actriz.Me siento una completa afortunada. Sé que será una experiencia inolvidable poder recorrer un país que no conozco de la mano de un equipo como éste. Y por más que los amigos me cuenten cosas, sé que vivirlo en directo será incomparable. Así pues, ojos y corazón abiertos y… ¡Vamos allá!”

El Ganges es un río sagrado para los hindúes, que lo adoran y veneran bajo la forma de la deidad Ganga. Entre otros preceptos, deben bañarse en sus aguas al menos una vez en la vida. Nace en el Himalaya, recorre 2.500 kilómetros y desemboca en el delta más grande del mundo, en el Golfo de Bengala.

Blanca Portillo y Jesús Calleja viajarán a la parte alta del río, en el estado de Uttarakhand. Comenzarán en la ciudad santa de Haridwar. Según la mitología hinduista, el bien y el mal libraron una batalla de 12 años con el fin de hacerse con el amrita, el néctar de la inmortalidad. Durante esa lucha, parte del néctar se derramó sobre esta ciudad. Por ello, Haridwar acoge peregrinos que acuden a venerar al río, bañarse en él y depositar las cenizas de sus difuntos. Jesús y Blanca asistirán a ceremonias en templos, conocerán a los peregrinos y los sacerdotes del Ganges y realizarán una ruta por el Parque Nacional de Rajaji. La adrenalina subirá durante la jornada siguiente, cuando hagan rafting por el río. Después viajarán a la cercana Rishikesh, la cuna del yoga, la meditación y las terapias alternativas. Allí visitarán la consulta de un médico ayurveda que les hará un chequeo “al estilo hindú”. También harán una sesión de hasya yoga (risoterapia) y visitarán el lugar donde vivieron una temporada Los Beatles. Por último efectuarán una peregrinación de varias horas para portar agua sagrada desde el río hasta el templo de Neelkhanta Mahadev. Allí serán recibidos por sadhus (hombres santos), que compartirán con ellos una ceremonia final.