La televisión se muestra orgullosa del camino recorrido durante este cuarto de siglo y promete continuar esforzándose para que los diversos mercados internacionales encuentren un gran valor en su catálogo de contenidos.

Ricardo B Salinas, padre, padre de TV Azteca, se muestra orgulloso por la trayectoria de la compañía. “Hace 25 años emprendimos una travesía con un rumbo muy claro, ser una empresa de televisión de clase mundial, competitiva, comprometida con su gente con su audiencia y con México. La de TV Azteca es una historia de éxito empresarial, social y ambiental que me llena de orgullo”, explicó en sus últimas declaraciones.

Del mismo modo, Salinas detalla que en la actualidad, “gracias a la generación de dichos contenidos y a nuestras mayores capacidades de transmisión hemos cautivado grandes audiencias, que reconocen el momento de TV Azteca con mayor sintonía y tiempo en nuestras pantallas”.

Hoy Benjamín Salinas le ha dado una nueva dimensión a la televisión abierta en México. Para enfrentar las crecientes exigencias del público ante las nuevas tecnologías de información y entretenimiento, desde su llegada como CEO de TV Azteca instauró la Reinvención y Evolución de nuestra televisora, encaminadas al cambio cultural y el replanteamiento en la forma de hacer contenidos.

Una estrategia que sitúa a la compañía como la preferida de miles de hogares en México y el mundo y de las nuevas generaciones. De la mano de Benjamín, y con el compromiso de todo el equipo, “esta empresa llegará aún más lejos, y seguiremos a la vanguardia en la creación de prosperidad incluyente a través de la televisión”, explica Ricardo.

Felicidades por estos primeros 25 años a TV Azteca, por su profesionalidad, pasión, entrega, y todas las horas dedicadas a la audiencia que hoy les distingue como una preferencia para el público.