La presidenta de la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA), Puy Oria, y el director general de Plena Inclusión Madrid, Javier Luengo, presentaron ayer en la Academia de Cine un convenio de colaboración que fomentará la formación y el empleo de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en el ámbito de las empresas productoras del sector audiovisual a nivel nacional.

De izquierda a derecha, Allende López, Marcos Santiago, Roberto González, Puy Oria, Verónica Fernández, Javier Luengo y Jorge Galerón.

Estas organizaciones han trabajado durante los últimos meses en el diseño de un módulo formativo en Auxiliar Técnico de Producción dirigido a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, abriendo así una nueva oportunidad de acceso al mercado laboral en el futuro.

La presentación de este acuerdo se inició con una charla de información y sensibilización sobre discapacidad y empleo especialmente dirigida a productores.

También dieron sus testimonios Verónica Fernández, auxiliar de producción en Campeones, la película española más taquillera del año; Roberto González, operador de cámara; o Marcos Santiago, estudiante de doblaje, todos ellos con discapacidad intelectual.

“Desde hace tiempo, venimos defendiendo el acceso al empleo de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en perfiles vinculados al ámbito cultural y la receptividad de AMA a este proyecto ha sido magnífica. Es, sin duda, un proyecto pionero que pone en contacto a dos sectores muy importantes y que será beneficioso para ambos”, subraya Javier Luengo.

Puy Oria manifestó que, desde el principio, hubo “buena sintonía” con Plena Inclusión Madrid. Al analizar las posibilidades, se decidió apostar por  “la creación de un plan de formación en ambos sentidos con el que poder llevar a cabo una verdadera inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual en nuestro sector”.

El programa, que se pondrá en marcha a partir de septiembre, tiene un diseño que ha sido elaborado por representantes de las dos organizaciones, con la ayuda de profesionales como Inés Enciso, gestora cultural especializada en proyectos de inclusión y accesibilidad.