El Ministerio de Cultura en Irlanda ha aprobado el llamado Audiovisual Action Plan, una iniciativa con una dotación económica de 200 millones que pretende conseguir que el país se convierta, en cinco años, en un gran centro de producción internacional para el cine, la televisión y la animación.

‘Langosta’ de Yorgos Lanthimos es una coproducción irlandesa que protagoniza Colin Farrell, una de las grandes estrellas irlandesas del momento.

“Estamos construyendo este plan sobre el reconocimiento que la industria audiovisual irlandesa ya está alcanzando en el resto del mundo. Este año hemos tenido El pan de la guerra de Nora Twomey, producida por Cartoon Saloon, que se ha forjado una carrera de éxito en los Oscar y en Cannes, y en fechas recientes lo hemos visto también con La habitación y Langosta. Somos también un lugar atractivo para las producciones internacionales, por ejemplo Star Wars ha llevado los encantos de nuestra costa oeste a una nueva audiencia”, señaló la ministra de Cultura, Josepha Madigan en el Irish Film Institute.

El plan audiovisual, elaborado bajo el Creative Ireland Programme, está apuntalado por un informe de asesoría económica para la industria audiovisual en Irlanda llevada a cabo por consultoras internacionales Olsberg SPI y Nordicity.

Además de medir el tamaño y el impacto de la industria, los expertos identificaron una gama de recomendaciones estratégicas clave que ayudarían a un futuro desarrollo y crecimiento del sector en el país. La industria audiovisual, en la actualidad, supone más de 1.000 millones de euros a la economía irlandesa.

Las conclusiones del estudio señalan que la implementación de las políticas recomendadas podrían desembocar, en un periodo de cinco años, en una duplicación del empleo a más de 24.000 personas (en equivalencia de jornada completa) y un valor agregado bruto de casi 1.400 millones de euros.

Irlanda tiene el talento creativo, las historia, la literatura, la credibilidad internacional, la geografía y las estructuras de incentivos fiscales para ser un líder global, para contar historias irlandesas y universales brillantes, y para sostener un sector audiovisual vibrante”, indica Madigan.

El Audiovisual Action Plan incluye ampliar las deducciones fiscales de la Sección 481, así como incrementar el techo de gasto, revisar las regulaciones y aumentar las ventajas fiscales del sector de los videojuegos.

La irlandesa Saoirse Ronan interpreta en ‘Brooklyn’ a una joven que, en los años 50, emigra a Estados Unidos.

También se revisarán, por parte de Screen Ireland, los modelos de financiación de otras instituciones cinematográficas en otros países, incrementando la inversión de capital para el sector de cine, incluyendo coproducciones y desarrollo, con partidas específicas para el desarrollo de películas y ficción televisiva, un fondo para producción regional y formación adicional para trabajadores.

De hecho, se hará hincapié en aumentar las capacidades en el ámbito de los negocios y en medidas de marketing, buscando, entre otras cosas, ser un polo de atracción para grandes estudios de videojuegos.

El plan estipula que haya un comité específico que se dedique a priorizar medidas, supervisar su implementación y monitorizar los resultados, dando cuenta al Ministerio de Cultura de forma regular.

Otros ministros también han abrazado este plan. Por ejemplo, Heather Humphreys, ministra de Negocio, Empresa e Innovación, que opina que “es más importante que nunca desarrollar compañías fuertes, resilientes e innovadoras que tengan la capacidad de proporcionar empleos cualificados de calidad” y estima que este plan “es un paso adelante crucial para alcanzar ese objetivo”.

Si quieres consultar en detalle el Audiovisual Action Plan, pincha en este enlace, mientras que si te interesa el informe de la empresa Olsberg, lo puedes leer aquí.