La publicidad antes del comienzo de las películas es algo habitual desde que Movierecord lo puso en marcha hace ya más 50 años con sus circuitos de salas de cine. Es un ingreso adicional a la recaudación de entradas y a las ventas del bar dentro del cine para los propietarios de las salas de cine. 

Por Alfonso Oriol Fabra

Alfonso Oriol, propietario de Movierecord Cine S.A.U. y presidente de AMPE (Asociación de Medios Publicitarios de España).

Los que nos dedicamos a esto profesionalmente lo denominamos Medio Cine pues lo consideramos un medio y que compite con el resto de medios convencionales, como el Medio Televisión,  el Medio Prensa, el Medio Revistas,  el Medio Exterior, el Medio Internet y el Medio Radio.

El conjunto de estos medios es lo que se denomina publicidad convencional, todo aquello que no está incluido en estos, es publicidad no convencional como el buzoneo, el mailing y muchas otras formas de comunicar publicidad de manera directa.

En España la medición de la inversión publicitaria la hace la empresa Infoadex mediante  estudios periódicos de la evolución de esta por medios. Lo denominamos inversión, pues la compra de publicidad para comunicar o mejorar una marca lo consideramos inversión en producto o marca, no lo consideramos gasto.

Inversión estimada (en millones de euros) en todos los medios durante los años 2015, 2016 y 2017 (Fuente: Infoadex).

El estudio del pasado año 2017 refleja un incremento del 2,3% sobre el 2016 y con un total de 5.356 millones de euros en medios convencionales. El cine tiene  una cifra de 33 millones de euros, algo que considero erróneo y exagerado, pues mi estimación es de 17 a 18 millones de euros.

Más allá de la cifra total,  lo relevante es el incremento y el peso sobre el total de inversión publicitaria. El peso (% sobre el total de inversión del Medio Cine) es del 0,3 por ciento, creo sinceramente  que es bajo y puede mejorar fácilmente. Como ejemplo en Reino Unido el peso de la publicidad en pantalla de cine es del 1,2 por ciento sobre el total. Es decir,  si llegáramos al 1 por ciento en España se podría multiplicar por 3 la cifra actual y optar por una cifra aproximada de 55 a 60 millones de euros. Eso se puede conseguir con ganas, con ilusión, cuidando la publicidad y consiguiendo que los inversores la contraten durante todo el año. En eso estamos.

Y otra reflexión sobre la cifra total es que si la recaudación fue de 600 millones de euros en España en venta de entradas y la publicidad movió 18 millones de euros, quiere decir que el 3 por ciento de la recaudación del cine es la partida de ingresos publicitarios  que ofrece el Medio Cine en España, aunque lo que estamos trabajando es para que llegue al 10 por ciento y en una cifra de más o menos 55 a 60 millones de euros.  Sin embargo, los cines de Madrid y Barcelona es muy posible que superen esta cifra ampliamente y los que no están en estas dos capitales sean inferiores al demandar los clientes estas dos ciudades como prioritarias.

 

A continuación, puedes leer la versión digital de nuestra revista especial de CineEurope: