El nuevo titular dirigió el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, La Casa Encendida y, hasta ayer, fue director general de la Fundación Montemadrid.

José Guirao prometiendo el cargo como ministro de Cultura y Deporte

Las principales noticias de ayer estaban directa o indirectamente vinculadas al Deporte. Por un lado, la Audiencia de Baleares citaba al marido de la infanta Cristina y ex olímpico de la selección de balonmano por la condena del caso Nóos.  Por otra parte, el cese de Lopetegui – a un día de comenzar el Mundial de Fútbol- y el nombramiento de Fernando Hierro como seleccionador nacional. Y, la que más concierne a nuestra actividad, la dimisión de Màxim Huerta, ministro de Cultura y Deportes, por posible fraude fiscal, tan solo una semana después  de que se conociera su nombre como titular del Ministerio.

La primera crisis del Ejecutivo de Pedro Sánchez duró once horas. A las 8 de la mañana saltaba la noticia de la sanción a Màxim Huerta en 2017 a pagar a Hacienda 2433.000 euros, durante su etapa como colaborador en un programa de televisión (a lo largo de tres ejercicios fiscales).  El aún ministro de Cultura y Deportes explicaba a Carlos Alsina en su programa de Onda Cero, Más de uno, que tenía sus obligaciones tributarias al corriente.

A partir de ese momento fue un no parar. Dimisión ¿sí o no? Todo apuntaba a que sí y se anunciaba la comparecencia del aún ministro de Cultura y Deportes para  las 18:00 horas para pasarla, posteriormente a las 19:00. A esa hora ya estaba clara la dimisión. Entre otras cosas, Huerta declaró que “Llegué a este Ministerio hace una semana ilusionado, pero sobre todo consciente de todo el trabajo que esta país tiene por delante para recuperar la Cultura”. También comentó el ex ministro que tomaba la decisión de dimitir pensando en dos de las cosas que más cree: “la cultura y la transparencia en la política”, pero matizó que lo hacía sabiendo que “soy absolutamente inocente” y que se iba “para no romper un proyecto”.

Màxim Huerta en su comparecencia para anunciar su dimisión

El gabinete de Sánchez reaccionó rápidamente y, una hora más tarde, saltaba el nombre del nuevo titular de Cultura y Deporte: José Guirao, gestor cultural y experto en arte. Hace escasos minutos que el ministro ha prometido su cargo.

Licenciado en filología hispánica, Guirao (Pulpí, Almería) ha sido responsable del Área de Cultura de la Diputación Provincial de Almería, director general de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía, director de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura, del Museo Nacional de Arte Reina Sofía y de La Casa Encendida en Madrid. Tras la transformación de este espacio en la Fundación Montemadrid, ocupó el cargo de director general.

Los mismos frentes con los que hubiera tenido que lidiar el ex ministro Huerta,  son los que tiene abiertos José Guirao: IVA Cultural, léase reducción del impuesto para las entradas de cine, (que teóricamente, ya está aprobado por el anterior Ejecutivo en los PGE), el incremento de la lucha contra la piratería o reformas en la Ley de Propiedad Intelectual y la de Mecenazgo, son algunos de los frentes con los que tendrá que lidiar el nuevo titular. Y, como deseábamos tan solo hace una semana,  no estaría de más, que brindase  un decidido apoyo a la distribución independiente y a la exhibición, especialmente en las pequeñas poblaciones. Además de volver a dotar al cine de una estructura necesaria, incrementando en los próximos Presupuestos Generales del Estado la partida destinada al ICAA y la del Fondo de Protección de Cinematografía.

No es repetición de la noticia, es que las noticias son así …