La taquilla global de las películas norteamericanas estrenadas en 2017 alcanzó los 40.600 millones de dólares, un 5 por ciento más que en el ejercicio precedente, según el informe anual de la Motion Picture Association of America, MPAA.

Charles Rivkin, presidente y CEO de la Motion Picture Association of America

Charles Rivkin, presidente y CEO de la Motion Picture Association of America, puso en valor la innovación en el mercado global de entretenimiento que, además de expandirse, “está en constante evolución para ofrecer una experiencia sin igual a las audiencias de todo el mundo”.

Rivkin también argumentó la capacidad de la industria y la variedad de géneros cinematográficos: “Con más historias y más medios de narración que nunca, nuestra industria continúa adaptándose a un mundo en constante cambio”.

El informe ‘2017 Theatrical and Home Entertainment Market Environment’, apunta que los resultados obtenidos el pasado año suponen un máximo histórico, un récord que ha estado impulsado una vez más por el incremento producido en los mercados externos a Estados Unidos y Canadá, representando el 73 por ciento de los 40.600 millones, esto es, dos puntos porcentuales más que en 2016.

Estos mercados internacionales aumentan un 7 por ciento hasta llegar a los 29.500 millones de dólares, destacando el crecimiento de China que, junto a Japón, Reino Unido, India y Corea del Sur, se erigen como los cinco principales países.

Desglosando los datos por zonas, la región Asia-Pacífico presenta un incremento del 6 por ciento, logrando 16.000 millones de dólares. Como hemos señalado, despunta el crecimiento de China, con un 21 por ciento más que en el ejercicio precedente.

Tras la caída de 2016, la zona de Europa, Oriente Medio y África, EMEA, se recupera y avanza el 4 por ciento, con una recaudación de 12.400 millones de dólares. Un progreso que se explica por los aumentos producidos en Rusia (22 por ciento) y Alemania (7 por ciento).

La taquilla de Latinoamérica obtiene una subida del 22 por ciento, el mayor aumento en términos porcentuales, en comparación con 2016. Brasil y México, con crecimientos del 15 y 7 por ciento respectivamente, son los dos países que actúan como motor de la zona.

Evolución de la taquilla global obtenida por las películas estadounidenses desde 2013, desglosada en los ingresos en el mercado norteamericano y el resto del mundo

Una vez más se pone de manifiesto la continua inversión en instalaciones. Así, las salas de cine aumentaron un 8 por ciento a nivel mundial hasta superar las 170.000, debido en gran parte al continuo crecimiento de dos dígitos en la región de Asia Pacífico (+ 16 por ciento).

La digitalización mundial de las salas está prácticamente finalizada, llegando ya al 98 por ciento. Por otra parte, la proporción global de pantallas digitales en 3D aumentó en tres puntos porcentuales, hasta llegar al 59 por ciento y un total de 99.639.

Número de pantallas en las distintas regiones del mundo según formato: Analógico, Digital y Digital 3D

Sigue su curso el despliegue en todas las regiones de las pantallas de gran formato, PLF. De hecho, IHS Markit asegura que el PLF es una de las propuestas de mayor desarrollo para la industria de la exhibición, con un gran potencial de crecimiento para la próxima década. Entre tanto, el pasado año este formato aumentó el 21 por ciento respecto al ejercicio precedente, con Asia-Pacífico a la cabeza (1.397), seguida de Norteamérica (1.115).

Los resultados en Norteamérica

Tras el ligero incremento producido en 2016 para la taquilla de Estados Unidos y Canadá, el pasado año vuelven a presentar caídas, concretamente un retroceso del 2,6 por ciento hasta bajar a los 11.100 millones de dólares.

En todo caso, el informe de la MPAA saca pecho y destaca que “la taquilla nacional, con 263 millones de cinéfilos es la más elevada de todas”, constituyéndose como la más madura en comparación con otros mercados. Y avala esta afirmación destacando que en 2017, más de las tres cuartas partes de la población visitó una sala de cine. Además señala que los espectadores frecuentes, aquellos que asisten a las salas de cine al menos una vez al mes, continúan creciendo, representando ya el 49 por ciento de las entradas vendidas.

Precisamente, ls entradas vendidas en Norteamérica descienden un 6 por ciento, hasta los 1.240 millones de dólares, frente a los 1.320 millones de 2016.

‘Star Wars: El último Jedi’

Pero a pesar de ese descenso, una vez más el cine sigue siendo la opción favorita de entretenimiento para los norteamericanos, superando la venta de entradas de otras propuestas como parques temáticos (414 millones de entradas) o eventos deportivos (133 millones).

Además del componente emocional -sensaciones que se experimentan en las salas de cine y que transmiten las películas-, el factor precio es también importante. A pesar del incremento del precio medio de la entrada en 32 céntimos, asistir al cine  continúa siendo la opción más económica de los entretenimientos señalados. Por ejemplo, una familia integrada por 4 personas puede asistir a una sala de cine con menos de 36 dólares; mientras que si esa misma familia opta por ir a un parque temático, pagará una media de 243,20 dólares, una cantidad que es superior en los eventos deportivos, pudiendo llegar a casi 380 dólares si se trata de un partido de la Liga Nacional de Fútbol.

En 2017 se estrenaron un total de 777 títulos en Norteamérica, lo que supone un incremento del 8 por ciento frente al año anterior, porcentaje que sube hasta el 22 si retrocedemos diez años.

Disney fue la encargada de llevar a las salas de cine tres de los cinco títulos más vistos: Star Wars: El último Jedi (primera posición) con una recaudación de 517,2 millones de dólares; Bella y Bestia (en segundo lugar, con 504 millones de dólares) y Guardianes de la Galaxia. Vol. 2 (ocupando el cuarto puesto y con unos ingresos de 398, millones de dólares). La tercera del Five5 es Wonder Woman, distribuida por Warner y con una recaudación de 412,6 millones de dólares, mientras que la quinta plaza es para Spider-Man: Homecoming, que Sony se encargó de distribuir y que hizo una taquilla de 334,2 millones de dólares.

‘Bella y Bestia’

Por último, el informe de MPAA subraya que el mercado del entretenimiento está en auge. Así, el pasado año, el gasto de los consumidores en home entertainment aumentó el 11 por ciento a nivel global, llegando a los 47.800 millones de dólares, mientras que en Estados Unidos, este mercado creció el 5 por ciento, totalizando los 20.500 millones de dólares.

Otros puntos que destaca MPAA para avalar que no hay desaceleración son el aumento en el número de suscripciones a servicios de video online en todo el mundo, que ya alcanza los 446,8 millones, un 33 por ciento más que en 2016. O el incremento de visualizaciones de contenido online en  Estados Unidos, hasta los 167.500 millones de vistas (+ 41 por ciento).