En el marco de la edición número 21 del Festival de Málaga. Cine en Español, el cine publicitario se ha dado cita en dos jornadas de lo más productivas, pues se ha tratado desde el asesoramiento jurídico-administrativo, pasando por el service de cine, hasta la legislación de drones o los nuevos formatos. Y todo gracias a la iniciativa de La Asociación de Productoras de Cine Publicitario de España (APCP), en colaboración con Málaga Film Office. Ayer tuvo lugar la segunda de las dos jornadas programadas. Escrito por Silvia Tinoco

 

Mesa de directores de publicidad y cine

La primera sesión llevaba por título “Mesa redonda de directores de publicidad y cine” y reunió a Gabe Ibañez (Tesauro), Sega (Lee Films), Benito Zambrano (director de cine y publicidad) y Gracia Querejeta (directora de cine y publicidad) en torno al tema de la línea que separa el cine de la publicidad y la interrelación de ambos. Pero antes, Manuel García, presidente de APCP, inauguraba el día recordando el valor del cine publicitario, destacando “la publicidad impagable que damos a las ciudades en las que rodamos” y recordando el compromiso absoluto de la asociación con el sector: “Hemos creado un sello de calidad para garantizar la calidad y buenas prácticas en nuestra actividad, desde lo laboral y fiscal hasta el medio ambiente”.

Ya en la mesa de directores, la moderadora, Mari Paz Lara, socia fundadora de La Joya, abría fuego con la pregunta “¿Qué tiene la publicidad que el cine no tiene?”. Para Gracia Querejeta y Benito Zambrano, la publicidad tiene inmediatez porque “levantar un película es complicado y el sistema de producción es lento, mientras que la publicidad nos permite seguir contando historias, más cortas, y además estar cerca de las vanguardias tecnológicas y aprender para aplicar eso después a nuestras películas”.

Si invertimos la pregunta y planteamos “¿Qué tiene el cine que la publicidad no tiene?”, Gabe Ibañez señalaba rápidamente la autoría: “En publicidad estás al servicio de una comunicación y tienes que aportar tu capacidad creativa, pero tu autoría paso a un segundo plano. En el cine tu trabajo es más personal”. Claro que también apuntaba que, en su paso de la publicidad al cine, había encontrado mecanismos de marketing propios de la publicidad aplicados al cine “y eso me parece que va en contra del cine de autor porque lo que se busca es garantizar unos resultados que se no pueden garantizar”. 

Y es que, tras explicar brevemente sus experiencias en campo contrario, los invitados coincidín en que hay un miedo a la originalidad y que sólo se quiere apostar por lo seguro, por los éxitos demostrados.

 

Mesa de service de cine y publicidad

 

La segunda mesa estuvo dedicada al service de cine y publicidad y contó con la presencia de varios productores: Ivo Van Vollenhoven, Managing Partner Twenty Four Seven; Juan Cano, ‘Nono’ Executive Producer de Sur Film; Manuel García, productor ejecutivo de The Brownie Film Co; Albert Soler, MD & Executive Producer de Mamma Team, con José Antonio Hergueta, productor de MKL y presidente de PECAA, ejerciendo de moderador.

Aquí, el presidente de la APCP inició la sesión recordando las similitudes y diferencias entre publicidad y cine: “Nuestros medios son similares, el intercambio de profesionales es absoluto y tenemos similitudes empresariales, pero en publicidad hay un cliente y un presupuesto cerrado, mientras que en cine se depende de la financiación”.

Seguidamente, Albert Soler entró en materia explicando cómo es la relación del cliente y el papel que juega el service en la cadena. “El service quiere decir que si tengo parte de una campaña en China, busco una empresa allí que me haga la producción”. Y España no está mal posicionada en este asunto, pues Barcelona es la segunda ciudad donde se ruedan más anuncios, siendo el primer puesto para Londres.

Por su parte, Ivo Van Vollenhoven expuso el caso de Málaga y la costa, que ha evolucionado mucho desde sus comienzos cuando unos ingleses se instalaron en la zona. “Empezaron a traer proyectos de Londres y eso se convirtió en una gran industria. En los 90, Málaga tuvo un boom muy fuerte en service de publicidad, pero el mundo se globaliza, se abaratan costes, cambia el tipo de creatividad que buscas…”.

Y Juan Cano hizo lo propio con el caso canario, que cuenta con una ventaja fiscal del 40 por ciento y cuyas empresas han estado involucradas en grandes producciones de Hollywood como “Furia de Titanes”, “El corazón del mar” o “Jason Bourne”. “En Canarias todo nació por necesidad: el audiovisual producía poco porque teníamos que esperar a que llegase el mal tiempo a Europa para que se acordasen de Canarias y nuestra salida era el service. Pero cuando “Furia de Titanes” pensó en nosotros, vimos la oportunidad para involucrar al gobierno canario y ahora nuestro sector audiovisual está reconocido como sector estratégico junto al turismo”.

Mabel Klimt, abogada encargada del montaje de estructuras fiscales para AIES, tomó diez minutos entre la primera y segunda mitad de la jornada para explicar a los asistentes cuál es la situación del cine publicitario con la ley en la mano. Con dos puntos nos quedamos en este asunto:

  1. El cine publicitario no puede beneficiarse de incentivos fiscales y subvenciones porque la ley es ambigua en su definición de qué formatos son los beneficiarios, aunque no haya diferencias a nivel técnico y creativo entre cine y publicidad.
  2. El sector pide que el incentivo devenga cuando se produzca el impuesto y no años después.

 

Entramos en la segunda mitad de esta jornada con “Legalización de drones”. Estamos ante una forma de rodar que se ha puesto muy de moda, según contaba Belén Carrasco, de la Film Comission de Málaga. Así que Agustín Cid, piloto certificado de este tipo de aparatos, explicó la normativa, ya que los drones dependen de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, hay que contactar con AENA y disponer de un piloto certificado antes de pensar en rodar con ellos.

El ejemplo práctico de las aplicaciones de un dron en rodaje llegó de la mano de Helifilm, la más antigua de Europa, que ha trabajado, entre otros proyectos, en Juego de Tronos.

 

Avances en animación

El tiempo empezaba a jugar en contra en la ponencia sobre nuevas herramientas y tecnologías en la producción de animación. De forma dinámica y basándose en ejemplos muy visuales, Úrsula García, directora creativa ejecutiva de The Frank Barton Company, fue exponiendo cuáles han sido las herramientas que han marcado el sector del CGI, como el Massive creado por WETA en 2001 para multiplicar personas y crear multitudes para aplicarlo en “El señor de los anillos”. En contraposición, el caso español de Playstation en 2003, que aplicó esta misma tecnología a la publicidad, dejando claro que “aquí vamos a la par y podemos hacer lo mismo que se hace en Estados Unidos y Canadá, centro de CGI ahora mismo, tanto a nivel técnico como de capacidades”. Lo mismo ocurre con otros avances como la creación de criaturas peludas o animales que resulten realistas.

 

Mesa sobre nuevos formatos

Y llegamos al final de esta segunda jornada de cine publicitario con la ponencia sobre nuevos formatos, que se basó en la campaña que el propio Festival de Málaga puso en marcha a través de Youtube para llegar a jóvenes madrileños de 18 a 25 años, cinéfilos y con intención de hacer una escapada. Tras repasar los buenos datos obtenidos, pudimos ver las diferentes piezas que compusieron la campaña de un modo que dejó al público con ganas de más.

Deluxe nos presentaba el sistema “Full Immersive” y nos invitaba a colocarnos los auriculares que nos hicieron compañía en el respaldo del asiento durante toda la sesión. Con “Full Immersive” descubrimos el cine de una manera más envolvente y con un sonido más natural que convierte el ver una película o anuncio –que era nuestro caso– en una experiencia realmente inmersiva.

 

Como decíamos al comienzo, una jornada muy productiva.