Doce años después de su fundación, CREA SGR se ha convertido en el buque insignia de las iniciativas promovidas por EGEDA y el ICAA y en un pilar fundamental para la financiación del cine y las series producidas en España.

Rafael Lambea, director general de CREA SGR, posando en su oficina junto a carteles de películas avaladas por la entidad y ganadoras del Goya.

CREA SGR es una sociedad de garantía recíproca constituida en 2005 por EGEDA (Entidad de gestión de derechos de los productores audiovisuales) y el ICAA (Instituto de Cinematografía y las Artes Audiovisuales). Es un interlocutor con las entidades financieras para conseguir líneas de crédito en unas condiciones económicas que una pyme no podría conseguir sola.

Desde su creación, ha formalizado más de 400 millones de euros en avales para el sector audiovisual en más de 2.000 operaciones. En 2017 se otorgaron avales por 26,3 millones de euros en cine (53,5% del total) y 11,4 millones en televisión (23,1%) —el resto correspondió a un 16% en Juego y Ocio, un 6% en Otras Industrias Culturales y Creativas y menos del 1% para Turismo y para Otros Sectores—.

La gran mayoría de las películas ganadoras del Goya a la Mejor Película en los últimos años han contado con la participación de CREA SGR en su financiación. En la edición 2018 de estos premios hubo 8 películas que contaron con aval suyo, incluyendo La librería, Goya a la Mejor Película, y Una mujer fantástica, Goya a la Mejor Película Iberoamericana.

 

Cine&Tele ha entrevistado a Rafael Lambea y Pedro Martín , director general y director del área Audiovisual y Cultura de CREA SGR respectivamente, para conocer los detalles de la situación actual de la sociedad:

Cine&Tele: Hemos detectado un crecimiento importante en el número de operaciones y de películas que consiguen ver la luz gracias a los avales que proporciona CREA SGR. ¿Cómo ha sido vuestra evolución en estos años?

Rafael Lambea: La sociedad ha pasado por varias etapas, todas ellas necesarias. La primera fue implantarse en el mercado. Hace 12 años, el sector era un poco artesanal y teníamos que demostrar que servíamos para algo. Algunos productores han reconocido, años después, que no tenían claro qué necesidad había de este instrumento financiero.

La aparición de la crisis fue el detonante para demostrar de una vez que, si no hubiera existido CREA SGR, hubiéramos vivido una situación muy complicada para el acceso al crédito porque, de hecho, los bancos cerraron de una forma casi total la concesión de préstamos. Pero necesitábamos una tercera fase, que era crecer.

A partir de 2014 es cuando se produce la explosión en el crecimiento de la SGR, cuando crecemos y duplicamos actividad. En 2014 pasamos de los 25 o 30 millones de euros a casi 50 millones. De ahí pasamos a la fase en que estamos ahora, la de expansión, en la de considerar a CREA SGR como la entidad financiera de referencia para las industrias culturales españolas.

También había que demostrar que éramos capaces de dar velocidad, gestión y conocimiento a los modelos de financiación. Creo que en estos años lo hemos demostrado. En cine nos ha resultado más fácil porque contábamos con más apoyos (el ICAA forma parte del capital y tener un partner como EGEDA da muchas posibilidades). Pero luego una de las líneas que nosotros hemos desarrollado más y que nos interesa muchísimo es la televisión. En la televisión estamos viendo que el desarrollo y posicionamiento de nuestros avales están siendo muy importantes.

 

C&T: Además, la producción de ficción para TV no tiene ninguna clase de ayuda desde los ámbitos públicos en España.

R.L.: Exactamente. Ahí estamos hablando de un sector industrial puro y duro. Lo que está ocurriendo es que se está profesionalizando  y está empezando a ser un sector industrial muy potente. Antes, el sector audiovisual (tanto el cine como la TV) era considerado una anécdota, una broma para las entidades financieras y los bancos, para las políticas gubernamentales, etc.

Hay que profesionalizar el modelo de financiación y la banca española no lo ha hecho. Aunque parezca que se ha resuelto la crisis de la banca, siguen con unos modelos de financiación muy antiguos. La crisis bancaria no ha servido para nada porque, aunque parezca increíble, están volviendo a la garantía hipotecaria sobre el ladrillo.

Rafael Lambea asegura que en cine están intentando “potenciar al pequeño productor” ya que “si al final nos quedamos con 25 productoras, mal vamos”

Pedro Martín: Yo señalaría que lo importante que ha conseguido CREA SGR entre las entidades financieras, sobre todo, es credibilidad. Cuando nosotros empezamos, hubo un trabajo enorme para reunirnos con los departamentos de riesgo de toda la banca para explicar dónde estaban los problemas y dónde no.

Costó mucho en los primeros años pero han visto la cantidad de dinero que se genera y el movimiento que provoca, y  que las operaciones han salido bien. Les hemos quitado la idea de que era un sector de farándula y moroso.

C&T: Porque el porcentaje de operaciones fallidas es mínimo, ¿no?

R.L.: El 1,45%, mientras que en la banca se sitúa en el 12 o 13% el número de operaciones fallidas. En el sector audiovisual estamos diez puntos por debajo de la media.

P.M.: Estamos teniendo un gran crecimiento porque estamos adaptándonos a los cambios que demanda el sector. Hace dos años, hemos vivido un cambio de modelo de financiación del Ministerio de Cultura donde la subvención que antiguamente se pagaba dos años después del estreno, ahora se cobra por adelantado en su mayor parte (70%). El productor ya no tiene que descontar esas cantidades, por lo que nosotros ahí ya no tenemos la importancia que teníamos antes.

Entonces, ¿dónde nos reinventamos? El modelo de financiación ahora pasa por las AIEs. Una de las ramas que estamos fomentando es anticipar el dinero de los inversores. De hecho, ahora tenemos una película que arranca el rodaje en marzo y vamos a avalar las inversiones que los productores tendrán que aportar en diciembre.

Es un producto novedoso y que la banca se negaría a dar porque normalmente no conoce al inversor ni las posibilidades del proyecto.

Y luego, estamos trabajando en la rama de las plataformas. Es muy fácil decir ‘me ha comprado Netflix los derechos’ pero Netflix paga a 4 años y, si hay algún problema, se aplica la legislación americana. Cuatro años en banca es un plazo larguísimo. Al final, es mejor una garantía de la SGR que, si hay algún problema, es garantía que se recupera con facilidad.

‘La librería’ de Coixet, ganadora del Goya a la Mejor Película, obtuvo el aval de CREA SGR.

C&T: Entonces, ¿estáis notando mucho que está cambiando el modelo de financiación hacia la vertiente privada, con la entrada de sociedades ajenas a la industria audiovisual?

R.L.: Sí, se está convirtiendo en una parte fundamental. De hecho, muy pocas películas del Top-10 español de cada año no cuentan con participación de inversión privada.

P.M.: En la resolución del ICAA del año pasado, de los 30 millones de ayudas, creo que salían 30 películas y 29 eran con AIEs.

R.L.: ¿Qué es lo que exige el inversor privado? Profesionalidad. Tú no le vas a vender a un inversor una entrada de capital en tu película si no se lo vendes desde el punto de vista profesional. Hay que preparar muchos documentos, muchos contratos… Esto está eliminando a muchas productoras. Por eso, cada vez más pequeñas productoras vienen a nosotros. Saben que con CREA SGR todo ese papeleo está en manos de profesionales.

P.M.: Y no hay que olvidar que en el tema de los incentivos fiscales necesitamos claridad en la legislación. Esta es nuestra primera demanda al Gobierno: que no cambien la legislación cada vez que se producen unas elecciones generales.

 

C&T: Se ponen palos en las ruedas cuando la Unión Europea dice que es el sector que puede crecer más y dar más trabajo cualificado.

R.L.: Es tan importante para Europa el desarrollo de las industrias creativas que (y ahí sacamos pecho) España, por medio del FEI (Fondo Europeo de Inversiones) y el acuerdo que hemos firmado con la sociedad pública CERSA (Compañía Española de Reafianzamiento), es el primer país que firma el acuerdo con Europa Creativa para el desarrollo de la financiación de las industrias culturales. Europa está siendo perfectamente consciente de que la industria cultural y creativa va a ser la base del crecimiento europeo.

Pedro Martín, responsable del área Audiovisual, afirma que una de las ramas que más están impulsando es “anticipar el dinero de los inversores”.

C&T: El audiovisual español palidece en ayudas a la producción en comparación con nuestro entorno europeo. ¿Cómo veis esta situación y ahora, además, sin que exista un portavoz entre las productoras?

R.L.:  Con la visión que nos está viniendo de Europa y con la que tenemos de Suramérica gracias a EGEDA, está claro que estamos perdiendo todos los trenes en el sector audiovisual. Pediría a los gobiernos que se sienten a analizar la importancia brutal y estratégica del sector tanto en cine como en televisión. Pediría que apostaran por una participación más elevada porque va a repercutir, al final, en los logros del país.

Y para cerrar la tormenta perfecta del sector audiovisual, nos encontramos con que no tenemos un interlocutor válido como FAPAE. El sector necesita de una sola voz que unifique todas las peticiones que se le han de exigir a la administración. Tenemos que copiar los ejemplos de Italia, Alemania y por supuesto Francia donde han conseguido que existan unos marcos estables de financiación a medio plazo y así poder desarrollar políticas activas para el crecimiento del sector. Hay miles de puestos de trabajo en juego.

 

C&T: De cara a este año 2018, ¿en qué estáis trabajando? ¿Qué acuerdos esperáis cerrar?

R.L.: Desde CREA SGR tenemos una máxima: “ Nuestra obligación es estar donde los productores nos necesiten” .Destacaría que el Cabildo de Gran Canaria ha apostado directamente por CREA SGR hasta tal extremo que ha entrado en el capital de la sociedad. Ha sido consciente de que necesita una entidad financiera que potencie a todas las productoras canarias.

También estamos trabajando en el turismo de innovación cultural y el sector de las artes escénicas pero, por encima de todo, en la ficción televisiva, que nos interesa especialmente. Desde el punto de vista financiero, son operaciones muy interesantes con descuentos de contratos de Movistar, Netflix, HBO, Amazon, etc.

‘Una mujer fantástica’ acaba de ganar el Oscar a la Mejor Película Extranjera y en los Goya se llevó el premio en la categoría iberoamericana. CREA SGR contribuyó en su financiación.

En la producción cinematográfica estamos intentando potenciar al pequeño productor porque, en el fondo, es potenciar a la industria. Si al final nos quedamos con una industria de 25 productoras, mal vamos. Esto nos cuesta mucho porque tenemos que diseñar modelos de riesgo puro, casi como una figura de inversor o coproductor. Pero confiamos en el talento español y queremos ayudar a que muchos de los proyectos de pequeñas productoras salgan adelante. Sólo así continuaremos teniendo un cine original, rico y variado.

 

C&T:¿Y cómo creéis que podéis articular esta potenciación de las producciones pequeñas?

R.L.: Estamos acercándonos mucho a las televisiones autonómicas. Aunque siguen con problemas financieros importantes, empiezan a tener alguna partida no para volver a financiar como antaño, pero sí para participar en películas con 100.000 o 150.000 euros. Estamos trabajando también con las escuelas de cine. Tenemos acuerdos con la ECAM para ayudar a poner en marcha proyectos incluso de presupuestos muy pequeños.

 

Puedes consultar esta entrevista a los responsables de CREA SGR, así como otros muchos contenidos de interés, en la nueva edición de Cineinforme, que ya está disponible online: