Aprovechando la importante cita del Festival Internacional de Cine de Berlín, el Observatorio Audiovisual Europeo ha desvelado dos nuevos estudios. Uno de ellos es ‘La circulación de películas europeas fuera de Europa’, donde se analizan estos datos de exportación de 2016 y el otro es una informe sobre las primeras estimaciones de asistencia a salas europeas de cine durante 2017.

‘Atrapa la bandera’ es la película española de mayor exportación fuera de Europa en 2016. Las otras cuatro películas españolas en el Top-50 del ranking son, por este orden, ‘Summer Camp’, ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo’, ‘Julieta’ y ‘Cien años de perdón’.

Hace unos días publicados un artículo en torno al estudio del Observatorio Audiovisual Europeo sobre las películas que fueron producidas en Europa entre los años 2007 y 2016.

Coincidiendo con la Berlinale 2018, la institución sigue proporcionando datos del mercado de cine. El Observatorio Audiovisual Europeo, que forma parte del Consejo de Europa en Estrasburgo, acaba de anunciar las cifras de exportación de cine europeo fuera del continente.

El estudio ‘La circulación de películas europeas fuera de Europa’, elaborado por Martin Kanzler y que consta de 77 páginas, se puede consultar aquí. Analiza el rendimiento de las películas europeas en un período de cinco años (2012-2016) en 12 territorios no europeos.

Número de títulos europeos estrenados fuera de Europa en el período 2012-2016 y el porcentaje que supone de la producción europea de cada año.

Según los hallazgos del Observatorio, en 2016 hubo 650 títulos europeos que tuvieron un estreno comercial en al menos uno de los 12 mercados cotejados. Esto supuso un incremento del 8,5% con respecto a los datos de 2015. Igualmente, la cifra fue la más alta de los últimos cinco años y representó en torno al 11% del total de filmes europeos estrenados.

No obstante, los números de asistencia fueron negativos para 2016. En los 12 territorios estudios, las cifras de entradas de los títulos europeos cayeron de los 108 millones de entradas de 2015 a los 82 en 2016. Bien es cierto que son datos parecidos a los 2013 (80 millones) y 2014 (82 millones). En los últimos cinco años los picos se produjeron en 2012, con unos impresionantes 131 millones de entradas, y en 2015, con los mencionados 108 MM €. La cifra media en estos cinco años fue de 97 millones de tickets, por lo que el dato de 2016 fue un 22% a la media de este período.

Millones de entradas vendidas por filmes europeos fuera de Europa en el período de 2012-2016 y la cuota que representa en el conjunto de entradas vendidas globalmente.

Aplicando precios medios de las entradas a nivel local, las cifras estimadas de recaudación son de 475 millones de euros para las películas europeas estrenadas fuera de Europa en 2016. Los filmes europeos representaron el 19% del total de películas estrenadas (lo cual mantiene la tónica de los cinco años) y el 2% de las entradas en esos 12 mercados de muestra. Esta última cuota es la más baja de los cinco años. En los tres años anteriores la cifra estaba asentada en el 3%.

Estados Unidos sigue siendo el mercado más grande para las obras europeas, con un 32% del total de entradas fuera de Europa. A pesar del muy limitado número de estrenos europeos, China confirmó en 2016 su segunda posición, con 18,6 millones de entradas vendidas, es decir, un 23% del total. Los siguientes mercados en importancia fueron México (12%), Australia (7%) y Corea del Sur (6%).

La británica ‘Florence Foster Jenkins’ fue la cuarta película europea con mayor número de entradas vendidas fuera de Europa.

Reino Unido adelantó a Francia como el país europeo más exitoso en la exportación de cine en 2016. Reino Unido vendió 44,6 millones de entradas, lo que supuso un 55% del total. Francia aparece en segunda plaza con 14,1 millones de entradas (17% del total) y Rusia fue tercera con 5,5 millones y un porcentaje del 7%. El Top-5 lo completan Bélgica (5%) y España (4%).

Por número de estrenos fuera de Europa, España se situó en tercer lugar con 59 estrenos, solamente superado por Francia (194 películas) y Reino Unido (125). Aquí el Top-5 lo integran Italia (58) y Alemania (49). A partir de ahí, el resto de países tiene cifras de número de estrenos muy inferiores, pues el sexto y séptimo clasificados, Rusia y Bélgica, estrenaron 15 sendos filmes.

Cuota que representa el cine europeo en cuanto a número de estrenos en los 12 países analizados y la cuota que suponen en el número de entradas vendidas.

 

Datos de asistencia en cines europeos en 2017

En fechas recientes, en Cine&Tele hemos ido publicado los datos europeos de asistencia que han sacado a la luz varias instituciones, como UNIC y MEDIA Salles.

El Observatorio Audiovisual Europeo ha sido el siguiente en hacer públicas sus investigaciones. Su estimado refleja que las entradas en la Unión Europea (28 países miembros) descendieron en un 0,7% hasta las 985 millones de entradas vendidas en 2017. Son 6,6 millones de tickets menos que en 2016 pero sigue representando la segunda mejor marca en la Unión Europea desde 2004, lo que confirma que el sector solidifica la fortaleza que ha ido recuperando en los últimos años.

Si se incluyen los territorios europeos de fuera de la UE (nueve territorios más para un total de 37 países), el 2017 mostró los mejores datos de las últimas décadas, con un récord estimado de 1.290 millones de entradas.

Evolución de los datos de asistencia a salas en la Unión Europea en los últimos años, según el número de millones de entradas vendidas.

A diferencia de 2015 y 2016, la estadística de las entradas se desarrolló de forma menos homogénea. La asistencia a las salas se incrementó en 13 de los mercados de la UE, mientras que descendió en 7 de ellos. Se mantuvo estable en 5 de los 25 mercados de los que se tienen los datos provisionales.

La ligera caída de entradas en la Unión Europea estuvo causada, fundamentalmente, por el descenso en Italia (-14,7 millones, -12,9%) y que Francia, comparada con otros años, tuvo un comportamiento más discreto (-3,8 millones, -1,8%).

De los cinco mercados principales de la UE, únicamente Reino Unido (+2,4 millones, +1,4%) y Alemania (+1,2 millones, +1%) registraron crecimientos positivos. Además, se marcaron récords de asistencia en Polonia (+4,5 millones, +8,7%), Holanda (+1,8 million, +5,3%), Rumanía (+1,5 millones, +11,3%) y Eslovaquia (+1 millón, +18,1%).

Fuera de la Unión Europea, Rusia sobrepasó por primera vez el hito de los 200 millones de entradas, creciendo un 9,7% hasta los 213,6 millones de tickets. Este dato llevó a Rusia a convertirse en el primer mercado europeo en términos de venta de entradas. Tras dos años de estancamiento, Turquía, que es el séptimo mercado de cine en Europa en tamaño, registró un crecimiento muy relevante, ascendiendo un 22,1% y pasando de los 58,3 a los 71,2 millones de entradas vendidas.

Los datos de asistencia a salas en Europa en 2016 y 2017 desglosados por países.

Es aún demasiado pronto para analizar las entradas según el lugar de origen pero los primeros datos disponibles sugieren que tanto el cine europeo como el estadounidense marcaron una ligera caída. Como en 2016, parece no haber ningún éxito abrumador que haya generado en 2017 más de 30 millones de entradas. Los filmes de mayor eco en salas de la UE fueron Star Wars: Los últimos jedi, La bella y la bestia y Gru 3. Mi villano favorito, todos provenientes de EE.UU.

En relación con 2016, las cuotas de mercado nacionales en UE durante 2017 se incrementaron en 11 territorios y bajaron en 13 de los 24 mercados con cifras disponibles. Francia y Reino Unido (en la que se incluyen películas de Estados Unidos con inversión de UK) fueron de nuevo los mercados de la UE con mejor cuota (ambos con 37,4%), seguidos de Finlandia (27%), Alemania (23,9%), Polonia (23,4%), República Checa (22,3%), Eslovaquia (21,4%) y Lituania (21,3%). Fuera de la UE, el cine turco sigue siendo enormemente seguido en su país y en 2017 este país consiguió una cuota del 56,5%.

Los datos han sido recopilados por el Observatorio Audiovisual Europeo en colaboración con la EFARN (European Film Agency Research Network).

 

Por último, cabe destacar que el Observatorio ha renovado su página web para que sea más sencillo acceder a los informes y las bases de datos. Puedes descubrir su nuevo aspecto aquí.