En el tercer trimestre del pasado año la cifra de abonados a este servicio ya alcanzaba los 1.073 millones, de acuerdo con el último informe de Dataxis, lo que supone sumar 60 millones respecto al mismo periodo de 2016.

El informe de Dataxis señala que cerca del 80 por ciento de la base mundial de suscriptores proviene de Asia-Pacífico y Europa. A pesar de que África y Medio Oriente contribuyen con solo el 3 por ciento,  son las regiones con más rápido crecimiento, con un 2,7 y un 2,5 por ciento de aumento respectivamente respecto al mismo periodo de 2016, mientras que el incremento de Asia-Pacífico lo estima en el 1,5 por ciento. Norteamérica  y América Latina no tuvieron cambios significativos entre los dos periodos analizados.

Los analistas de Dataxis apuntan que los servicios de OTT lineal están aumentando su participación, con una tasa anual del 13 por ciento y siendo el  más popular en Asia Pacífico, Europa, África y Medio Oriente.

Aunque la televisión por cable  muestra una tendencia a la baja en casi todas las regiones, lo cierto es que aún contribuye con más del 50 por ciento a la base de suscriptores de la televisión de pago en todo el mundo, mientras que DTH y TDT permanecen sin cambios en términos de crecimiento de abonados.