La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) publicó el primer informe económico en el que  se analiza el impacto de la industria de los videojuegos a efectos de la contabilidad nacional, siendo la primera vez que se va más allá de estudios de mercado y consumo o sondeos. Los principales datos de este estudio realizado por Llorente & Cuenca son que esta industria genera un empleo directo de 8.790 personas, que el impacto total en la producción del sector del videojuego es de 3.577 millones de euros y en el empleo de 22.828 empleos, y que este sector equivale al 0,11% del PIB español.

La Asociación Española de Videojuegos publicó ayer el primer informe económico en profundidad de la industria del videojuego en nuestro país y cuya referencia mundial está en los estudios que elabora la patronal estadounidense del sector.

Según señaló en su presentación José María Moreno, director general de AEVI, la asociación quiere contribuir a que “las instituciones entiendan mejor la importancia de nuestra industria. Se trata de un estudio pensado para que el Gobierno de España visualice que estamos ante un sector estratégico que hay que impulsar”.

“En los últimos días hicimos llegar este informe a las autoridades públicas para ayudarles a tomar mejores decisiones en el marco del Plan de Cultura 2020 y la constitución de la primera mesa de trabajo entre la industria de los videojuegos y las autoridades españolas”, indicó.

El estudio fue elaborado por la consultora Llorente & Cuenca bajo la dirección del doctor en economía por la Universidad de Berkeley Juan Carlos Collado. Se destaca la aportación a la productividad de la economía española, su generación de empleo de alta calidad y calificación y sus efectos externos en las tecnologías de la información y comunicación.

La industria de los videojuegos genera un empleo directo de 8.790 personas y su producción equivale al 0,11 del PIB de España. El estudio recalca que, por cada euro invertido en el sector de los videojuegos, se tiene un impacto de 3 euros en el conjunto de la economía y que, por cada empleo generado por la industria de los videojuegos, se crean 2,6 en otros sectores. Unas cifras que Moreno considera “muy reveladoras”.

El impacto total en la producción del sector del videojuego es de 3.577 millones de euros y en el empleo es de 22.828 empleos.

Hay que mencionar que estos llamativos datos van en línea con las consideraciones que hace  el Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos que, en sus proyecciones sobre los sectores de más alto crecimiento en output y empleo, sitúa a la industria de los videojuegos como el principal sector para el año 2024.

El informe también presenta diversos escenarios de simulación fiscal con el objetivo de visualizar cómo desde la administración se puede contribuir mediante la política económica y fiscal al desarrollo de la industria en España y señala las consecuencias para la producción, el valor añadido y el empleo del conjunto ecónomico y social que tendrían diversas propuestas de políticas ecónomicas y fiscales por parte de las instituciones.

“Con los datos que presentamos en este informe, así como por los antecedentes de países como Italia, Francia o Reino Unido, AEVI propone a la Administración el desarrollo de un incentivo fiscal para el sector que estaría en la línea de un crédito fiscal a los costes de producción del sector”, concluyó Moreno.

Puedes consultar el informe completo de 124 páginas aquí.

 

La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) es la principal organización que representa a toda la cadena de producción de la industria de los videojuegos en España. AEVI está integrada actualmente por 15 compañías que representan más del 90% del consumo en el mercado español y está formada por desarrolladores, distribuidores, retailers y las principales compañías con ligas de e-sports. Activision-Blizzard, Bandai Namco, Delirium Studios, Electronic Arts, Fluendo, GAME, Koch Media, Liga de Videojuegos Profesional, Microsoft, Nintendo, Novarama, Sony Computer Entertainment, BadLand Games, Take Two Interactive, Ubisoft y Warner Interactive.