La Policía Nacional ha desmantelado una red que habría obtenido un beneficio de casi 1.400.000 euros mediante la retransmisión ilegal de partidos de LaLiga en webs alojadas en servidores en Francia, España, EE. UU. y Canadá.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron la pasada semana a siete personas por la retransmisión ilegal de partidos de fútbol. Los arrestos se llevaron a cabo en una operación desarrollada en Madrid, Alicante, Albacete, Antequera (Málaga) y en las ciudades valencianas de Gandía y Xátiva.

Desde las webs, alojadas en servidores ubicados en Francia, España, Estados Unidos y Canadá para intentar dificultar su localización, se ofrecía el contenido en distintos formatos: descarga directa, streaming y distribución P2P, lo que permitía una mayor difusión del material.

Denuncia de La Liga Nacional de Fútbol Profesional

La investigación se inició en el año 2016 a raíz de una denuncia suscrita por el representante legal de La Liga Nacional de Fútbol Profesional contra distintas páginas web, por facilitar indiscriminadamente a cambio de una contraprestación económica el acceso público a los partidos de fútbol sobre los que La Liga ostenta, en exclusiva, los derechos de explotación. La emisión televisiva de estos encuentros se realiza bajo un servicio de pago y sobre una base de acceso condicional, restringidos para ser visualizados solamente por los abonados que han pagado para verlos.

Las primeras pesquisas permitieron a los agentes descubrir la existencia de un total de 13 páginas web utilizadas para cometer los ilícitos. En los portales se ofrecían listados ordenados de links o enlaces que posibilitaban el visionado de los partidos.

Los accesos a los partidos eran facilitados de forma pública a la generalidad de los usuarios de Internet, ordenados por horario y por campeonatos. También obtenían beneficios económicos por la inserción publicitaria en dichas páginas.

Como hemos apuntado, las webs estaban alojadas en servidores ubicados en Francia, España, Estados Unidos y Canadá, para intentar dificultar su localización. Utilizaban para ello empresas que ofrecen servicios de intermediación y anonimización de servidores, facilitando así su impunidad. El contenido se ofrecía tanto en descarga directa, como streaming o en páginas de distribución P2P, lo que permitía una mayor difusión.

Asimismo, el nombre de una conocida página web, cerrada en octubre de 2016 fruto de una operación anterior llevada a cabo por la Policía Nacional, era utilizado en estas páginas como reclamo para atraer a más usuarios de todo el mundo y aumentar así su beneficio económico.

Ocho registros

Con el objetivo de recabar efectos y pruebas del delito, los agentes llevaron a cabo ocho registros domiciliarios en las ciudades de Madrid, Alicante, Albacete, en los municipios valencianos de Xátiva, Villalonga y Gandía y en la localidad de Campillos (Málaga). Estas actuaciones se desarrollaron cuando los responsables estaban administrando las páginas web investigadas, lo que permitió a los investigadores la comprobación in situ de la comisión del delito y recabar múltiples evidencias físicas, digitales y documentales de los ilícitos y del lucro económico obtenido como fruto de esta actividad.

Gracias a la operación realizada han sido detenidas siete personas, y se ha bloqueado el acceso a siete dominios web infractores y a tres cuentas bancarias donde se recibían los ingresos provenientes de la actividad delictiva. Se estima que podrían habría obtenido un beneficio económico aproximado de 1.400.000 euros, tanto por la inserción de publicidad en los portales investigados como por la distribución televisiva con pago por suscripción.

La investigación continúa con el análisis de la multitud de efectos intervenidos en los registros efectuados y no se descartan nuevas detenciones y la solicitud de bloqueo de otras páginas web como fruto de dicho análisis.

Coalición-y-Liga-acuerdo-pi

Antonio Guisasola, presidente de la Coalición y Tebas, presidente de laLiga en la firma del acuerdo

Recordemos que, en 2015, la Coalición de creadores e industrias de contenidos y LaLiga suscribieron un convenio histórico para promover un frente común contra la piratería digital, una lacra que perjudica seriamente el desarrollo de las industrias del fútbol, la editorial, el cine, las series, la música o el videojuego.

Fernando Torres durante la presentación de la campaña #Nopirateestufuturo

Además, a principios del pasado mes de octubre, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) puso en marcha la campaña de sensibilización #NoPirateesTuFuturo, con un spot específico dedicado a la piratería en el fútbol, en cuya presentación Fernando Torres, futbolista del Atlético de Madrid, defendió al conjunto de profesionales del ámbito deportivo exponiendo que “los derechos de retransmisión suponen el mayor activo de LaLiga y la piratería pone en peligro su mantenimiento. Las retransmisiones son magníficas y nuestra responsabilidad es luchar porque se pague por ellas y defender a los que se encargan de las mismas. Desde mi posición, os animo a todos a cuidar de lo que tenemos”, concluyó el internacional español.