La cinta de Jo Sol ha sido elegida mejor película de la vigesimosegunda edición del Festival de Cine Espagnol de Toulouse, en el que Nathalie Poza tuvo su recompensa por su interpretación en No sé decir adiós de Lino Escalera, que también se hizo con la fotografía, que recayó en Santiago Racaj.

‘Vivir y otras ficciones’

Gabriel Velázquez  y Blanca Torres fueron elegidos como mejores directores por Análisis de sangre azul, cuyo guion firmado por la propia Torres y Orencio Boix también fue galardonado. Pozas compartió el premio a la mejor interpretación con Mercé Pons por La millor opció de Oscar Pérez. El apartado masculino de esta categoría fue para Santiago Alverú por su papel en Selfie de Víctor García León.

En la categoría de documentales el máximo galardón se lo llevó El mar nos mira de lejos de Manuel Muñoz Rivas, y en cortometrajes el ganador fue Aliens de Luis López Carrasco, aunque Sub Terrae de Nayra Sanz Fuentes tuvo una Mención especial.

La mano invisible de David Macián le valió para conquistar el premio al mejor director novel y el público eligió a 100 metros de Marcel Barrena como su película favorita.