El pabellón de Audiovisual from Spain (Riviera 7) incorpora a una delegación de Canary Islands Film para que los visitantes a MIPCOM 2017 conozcan lo que pueden llegar a ofrecer las Islas Canarias: asombrosos incentivos fiscales, el mejor clima del mundo y miles de variadas localizaciones a un paso.

El Golfo (Lanzarote)

Las Islas Canarias, el archipiélago español que visitan anualmente millones de turistas atraídos por su clima primaveral y por sus singulares paisajes, está viviendo actualmente un peculiar fenómeno relacionado con el rodaje cinematográfico por parte de un creciente número de productoras españolas y extranjeras que han escogido estos últimos años a las Islas como escenarios de sus historias.

¿Pero cuál es el motivo que ha despertado tanto interés por rodar en Canarias? Sin duda, el Archipiélago reúne todos los requisitos como plató natural gracias a su suave clima, sus más de 3.000 horas de luz a lo largo del año y el contraste de sus paisajes, a lo que se suma el ser un destino turístico líder, dotado por ello de una buena infraestructura hotelera y unas excelentes conexiones aéreas y marítimas, además de algo que se valora muchísimo actualmente: la seguridad, entre otros muchos factores.

Pero hay todavía un ingrediente más que le hace diferenciarse de sus competidores, unos incentivos fiscales al cine con los que actualmente muy pocos países pueden competir y que es hoy por hoy, una de sus ‘armas’ más atractivas para llamar la atención de todos. ​ Una tentadora opción que permite aplicar deducciones de hasta un 45% al primer millón invertido (y 40% para el resto) a producciones nacionales o coproducciones; y de hasta un 40% a las internacionales, además de otras muchas opciones fiscales ventajosas.