La GRESB acaba de anunciar que Axión Infraestructuras de Telecomunicaciones, S.A.U. ha sido nombrada Líder de Sector de Activos en “Telecomunicaciones” por GRESB en la Evaluación de Infraestructura de 2017. El GRESB Sector Leader Awards reconoce a las empresas, fondos y activos inmobiliarios y de infraestructura que han demostrado un destacado liderazgo en sostenibilidad.

“Estamos orgullosos de reconocer a los Líderes del Sector 2017 por su claro compromiso y acción significativa para mejorar su desempeño en sostenibilidad“, dice Sander Paul van Tongeren, Director Gerente de GRESB “Una de las cosas que realmente destacan este año es como el interés de los inversionistas, respaldados por  procesos comparativos “benchmarking”, está potenciando la difusión de mejores prácticas sostenibles, como las mostradas por los Líderes del Sector GRESB, en todo el mercado a nivel mundial “.

Los resultados de la evaluación de Bienes Reales y de Infraestructuras de GRESB serán publicados en eventos alrededor del mundo en septiembre y octubre de 2017. Estos eventos anuales representan una oportunidad única para que la comunidad de activos reales globales se involucre en el estado actual de sostenibilidad en el sector, revise las tendencias emergentes de las evaluaciones anuales, y celebrar el crecimiento continuo de nuestro movimiento. Para más información y para registrarse, por favor diríjase la página GRESB results events page.

GRESB es una organización impulsada por la industria que transforma la forma en que los mercados de capital evalúan el desempeño ambiental, social y de gobierno (ESG) de las inversiones en activos reales. 850 empresas inmobiliarias y fondos, que representan conjuntamente más de 3.7 billones de dólares en activos bajo administración, participan en la Evaluación de Bienes Reales de GRESB. La Evaluación de Infraestructura cubre 64 fondos y 160 activos, y 25 carteras completan la Evaluación de Deuda.

Los datos y herramientas analíticas de GRESB son utilizados por 65 inversores institucionales y minoristas, incluidos los fondos de pensiones y las compañías de seguros, que representan colectivamente más de 17 billones de dólares en capital institucional, para comprometerse con los gestores de inversiones para mejorar y proteger el valor para los accionistas.