Hoy ha tenido lugar en la Sala Berlanga la rueda de prensa de presentación en Madrid de la programación y las novedades de la nueva edición de Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, que se celebrará del 5 al 15 de octubre. El director del certamen, Ángel Sala, ha celebrado el gran momento que vive el cine de género, ha analizado la programación y las novedades de este año y ha destacado los nuevos caminos del audiovisual, como la ficción serializada o la realidad virtual.

Eduardo Zaramella, a la izquierda, y Ángel Sala, a la derecha, protagonizaron la presentación en la Sala Berlanga de Madrid de la 50ª edición de Sitges .

La Sala Berlanga de la SGAE ha sido testigo hoy miércoles 13 de septiembre de la presentación de la 50ª edición del Festival de Sitges. En el acto han participado Ángel Sala, director del Festival , Eduardo Zaramella, director institucional de Audiovisuales de la Fundación SGAE.

Zaramella ha recordado el compromiso con el certamen de esta sociedad de creadores, materializado en los Premios SGAE Nueva Autoría, con los que se fomenta el descubrimiento del talento joven.

Ángel Sala ha asegurado que el cincuentenario “llega en un momento muy especial para el cine de género y de cambios radicales necesarios para el audiovisual“.

En cuanto a los cambios del audiovisual, se refiere a las nuevas formas de consumo “que convivirán con las formas tradicionales”. En ese sentido, Sala ha manifestado que “la ficción serializada está cambiando muchas más cosas de las que nos creemos, más allá de ciertos éxitos puntuales”.

Las transformaciones también están ligadas con la realidad virtual, que según el director de Sitges “es una forma del audiovisual todavía más cercana“. Sala ha comentado que estas variantes están recogidas una manera u otra en Sitges con el objetivo de “crear mapas en estos territorios complicados”.

El cine de género arrasa en taquilla. El fantástico es el género más popular de la actualidad y el cine de terror ha salido del nicho”, ha dicho orgulloso Ángel Sala, en relación al buen momento por el que pasa el fantástico y demás apartados del cine de género.

Ángel Sala ha destacada que Sitges es “un festival que apuesta por un cine fantástico transgresor “.

Como ejemplo, en la rueda de prensa ha mencionado el reciente León de Oro para La forma del agua de Guillermo del Toro, según Sala “un canto maravilloso al oficio del cine”. Una gran noticia, pues “rompe un muro de resistencia de los grandes festivales” hacia este tipo de películas.

Guillermo Del Toro, de hecho, es el padrino de la 50ª edición. Y lo porque, en palabras de Sala, “representa el espíritu del festival”. ¿Cuál es el ese espíritu? Sala lo tiene claro: “un festival que apuesta por un fantástico transgresor y evita el hastío y el aburrimiento de autorías infladas“.

Conseguir programar todo lo que uno quiere es imposible. Ante la pregunta sobre los aspectos de esta edición que más le enorgullece, Ángel Sala admite que le hace especial ilusión haber conseguido llevar a Sitges The Killing of a Sacred Deer de Yorgos Lanthimos, que es “uno de los títulos del año”, y también Jupiter´s Moon de Kornél Mundruczó, que “siempre se nos había escapado”.

Y por supuesto, “la coincidencia de tener como padrino a Guillermo del Toro, pues lo habíamos acordado antes del estreno de La cumbre escarlata“. A pesar del estreno en enero, Fox no ha puesto problemas para que sea la película inaugural y Sala ha recalcado que no es fácil a veces conseguir películas de los grandes estudios USA.

Al finalizar su intervención, el director ha vuelto a incidir en que “el fantástico demuestra una excelente salud” y ha lanzado unos deseos de cara al futuro: “¡Larga vida al fantástico! ¡Larga vida a Sitges! ¿Por qué no cumplir otros 50 años?”.

 

La programación y las novedades

Ángel Sala ha remarcado que el leit motiv de este año es Drácula: “Es el personaje fantástico por antonomasia, el más popular. De los mejor revisitados pero también de los más maltratados”.

En este sentido, dentro del ciclo de películas, destaca la proyección de la versión de John Badham, que contará con la presencia del actor Frank Langella.

También estará David J. Skal, que presentará su libro Something in the blood, acerca de la creación de la novela de Bram Stoker. Skal será jurado del festival y hará una presentación de la versión de Browning. Y otro evento relacionado con el personaje será un concurso de cosplay en el pase del Drácula de Coppola.

‘The Lodgers’, cuento gótico que será la clausura de esta edición.

El festival no se olvidarán de George A. Romero y Tobe Hopper, recientemente fallecidos. En la Zombie Walk se habilitará una zona para dejar mensajes en memoria de George A. Romero. A Hopper se le homenajeará durante el pase de Leatherface.

El director de festival, asimismo, ha hecho un repaso a la programación de este año tan especial, indicando que en 2017 hay una inclinación mayor hacia el cine de terror. El evento echará la vista atrás y rendirá homenaje a los clásicos, gracias a cuatro grandes invitados: Guillermo del Toro, Susan Sarandon, Dario Argento y William Friedkin, que son claves para entender la evolución que el fantástico ha experimentado en las últimas décadas. Se recuperarán, entre otras, El exorcistaSuspiria, La cumbre escarlata y The Rocky Horror Picture Show.

De hecho, Sitges se fijará en sus raíces hasta tal punto que volverá a proyectar Aelita, clásico soviético mudo de la ciencia-ficción, que fue la obra que inauguró la primera edición del festival.

The Lodgers, un cuento gótico de horror situado en la Irlanda rural de principios del siglo XX, clausurará esta edición. Dirigida por el irlandés Brian O’Malley, acaba de presentarse en el Festival de Toronto.

Una de las películas más llamativas de la programación será Mom and Dad, primera película en solitario en Brian Taylor tras Crank: veneno en la sangre y protagonizada por Nicolas Cage y Selma Blair.

‘Happy Death Day’ es la nueva película de miedo de la productora Blumhouse, que este año ya lleva dos éxitos: ‘Get Out’ y ‘Split’.

S. Craig Zahler —que deslumbró con su ópera prima, Bone Tomahawk— regresa a Sitges con Brawl in Cell Block 99, en la que un exboxeador reconvertido en traficante de drogas aterriza en una prisión que se convertirá en un auténtico campo de batalla.

Procedente de Estados Unidos también podrá verse Happy Death Day, una divertida comedia de terror firmada de la factoría Blumhouse que mezcla los argumentos de Scream y Atrapado en el tiempo. De Blumhouse también se podrá ver Stephanie de Akiva Goldsman, guionista de Una mente maravillosa.

En relación al cine asiático, Sitges mostrará la coreana A Day, del debutante Cho Sun-ho; la taiwanesa mon mon mon Monsters, de Giddens Ko, que combina el bullying escolar con el terror sobrenatural; The Brink, un thriller 100% hongkonés; y Real de Lee Sa-Rang, una película que mezcla gangsters y ciencia ficción con ecos de Nicolas Winding Refn.

La canadiense Les affamés, de Robin Aubert, representará al cine de zombis, mientras que Revenge de la directora francesa Coralie Fargeat volverá a mostrar la pujanza del cine de género realizado por mujeres.

Otros títulos a tener en cuenta será Thelma de Joachim Trier, el western holandés Brimstone, protagonizado por Dakota Fanning y Guy Pearce, y la superproducción rusa Salyut-7, film que narra el rescate de la estación espacial Salyut 7 en 1985, y que Ángel Sala ha calificado por el “Gravity ruso”.

La surcoreana ‘Real’, una nueva muestra de cómo Sitges abraza el cine asiático de género.

El equipo español tendrá varios integrantes, como por ejemplo Muse de Jaume Balagueró; Errementari, la última producción de Álex de la Iglesia y Carolina Bang, dirigida por Paul Urkijo; Marrowbone, producción de Telecinco Cinema que es el debut como director de Sergio G. Sánchez; Black Hollow Cage, de Sadrac González-Perellón, un film que mezcla el género del terror con el de ciencia ficción; Maus de Yayo Herrero; Most Beautiful Island, dirigida por la realizadora Ana Asensio, que abrirá la sección de Noves Visions One, y ArderCompulsión y The Biggest Thing That Ever Hit Broadway, tres títulos del más actual cine independiente español.

En el campo del documental, quizás lo más interesante será 78/52, de Alexandre O. Philippe, que estará en la Sección Oficial a competición con un trabajo que analiza minuciosamente la escena de la ducha de Psicosis de Alfred Hitchcock.

Las producciones de series tendrán, como decíamos, un papel destacado con proyecciones en el mismo Auditori. Sala señaló que no le gusta llamar a este campo “televisión”, sino “ficción serializada”. Movistar+ estrena La Zona de los hermanos Sánchez Cabezudo. Sala ha afirmado que esta serie “juega con el género de manera muy interesante, mezclando el terror nuclear con la especulación y la corrupción”. También podrá verse la presentación de la segunda temporada de Stranger Things –con las presencias de Millie Bobby Brown y Noah Schnapp, dos de sus protagonistas.

En referencia a Netflix, el director del festival destacó que el largometraje Okja de Bong Joon-ho se podrá ver en pantalla grande y con un coloquio posterior con el cineasta surcoreano.

La sección de animación Anima’t, además de mostrar la francesa Loving Vincent, rendirá homenaje a los cien años de animación japonesa, con proyecciones como las de Lu Over the WallA Silent Voice, que ha tenido un recorrido espectacular por las pantallas asiáticas. Sin descuidar la animación europea.

 

La preventa de entradas para poseedores de packs de entradas empezará el próximo lunes 18 de septiembre (a las 13:00 horas) y la venta de entradas general comenzará el martes 19 a la misma hora.