Princesita, Una mujer fantástica y La educación del Rey son las tres películas con participación española que optan a este galardón, con el que se quiere distinguir al productor de la película iberoamericana que mejor contribuya al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos.

Ocho títulos de la 65 edición del Festival de San Sebastián optarán al Premio de la Cooperación Española, un galardón con el que se quiere distinguir al productor de la película iberoamericana que mejor contribuya al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos.

Se trata de la tercera edición de este premio, fruto de la colaboración entre el Festival de San Sebastián y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). El premio, al que aspiran películas de la Sección Oficial, Nuev@s Directores y Horizontes Latinos, y que está dotado con 10.000 euros, se entregará en la ceremonia de clausura del Festival.

Además de impulsar de manera conjunta este premio, la AECID y el Festival Internacional de San Sebastián trabajan también de forma coordinada con otras iniciativas, con las que se trata de favorecer la presencia de mujeres y nuevos talentos en la industria audiovisual de Iberoamérica.

La coproducción entre Chile (Fábula), España (Setembro Cine) y Argentina (Sudestada Cine), Princesita, está dirigida por Marialy Rivas; por su parte, Sebastián Leilo dirige Una mujer fantástica, en la que están involucradas de nuevo la chilena Fábula y la española Setembro Cine. La argentina 13 conejos y la española Nephilim son las responsables de La educación del Rey, de Santiago Esteves.

Estos tres títulos se enfrentan a la argentina Alanis, de Anahí Berneri; Una especia de familia, de Diego Lerman (Argentina, Brasil, Polonia y Francia); Matar a Jesús, de Laura Mora (Colombia y Argentina); La familia, de Gustavo Rondón Córdova (Venezuela, Chile y Noruega) y Los perros, de Marcela Said (Chile y Francia).