En el Encuentro de Economía Digital y Telecomunicaciones de Santander se ha puesto de manifiesto la colaboración entre la FEMP y AMETIC ( Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales), con una apuesta clara por el impulso y desarrollo de la transformación digital en las entidades locales y especialmente en el ámbito rural. Entre otras actuaciones, se encuentra la de promover el desarrollo y dotación de las infraestructuras básicas de telecomunicaciones en el ámbito rural, una transformación que pretende dotar de una mejor calidad de vida a sus ciudadanos

En el Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de Santander, AMETIC y la FEMP han puesto de manifiesto las sinergias existentes entre ambas entidades, por lo que unirán esfuerzos con el fin de desarrollar y dotar de infraestructuras básicas de telecomunicaciones a las entidades locales y apoyarlas en su adaptación a la administración electrónica.

Se trata de equiparar en desarrollo digital a los pequeños y medianos municipios con las grandes ciudades, haciendo efectivo el derecho de sus habitantes a relacionarse electrónicamente con sus ayuntamientos. En este sentido, se pretende dotar de infraestructuras y medios técnicos a las Entidades Locales para que puedan desarrollarse digitalmente.

Falta de infraestructuras básicas

Uno de los principales obstáculos con que se encuentran las Entidades Locales para su efectivo desarrollo, es la escasa penetración de las TIC y las nuevas tecnologías. A pesar de que la brecha digital entre zonas urbanas y rurales ha disminuido en algunos aspectos como la telefonía móvil, se mantiene e inclusive aumenta en otros capítulos como es el acceso a internet. La falta de estas infraestructuras básicas, limita posteriormente el desarrollo de tecnologías aplicables a la prestación de servicios y a la dotación de soluciones inteligentes. Por ello, el primer paso que se debe dar para fomentar la sociedad de la información, es mediante el impulso de la oferta y disponibilidad de infraestructuras en estas zonas y en donde las Diputaciones deben jugar un papel esencial como vertebradoras del territorio.

Existencia de zonas blancas

Siguen existiendo zonas rurales que se consideran zonas blancas de banda ancha de nueva generación, donde todavía no hay acceso a Internet Wi-Fi e Internet móvil, ni previsiones para su dotación en base a planes de inversión creíbles. En este sentido, ambas partes consideran necesario trabajar para paliar la brecha tecnológica existente entre las grandes ciudades de nuestro país y las poblaciones medianas y pequeñas.

Desarrollo Smart Cities

La mayor parte de beneficiarios del PNCI (Plan Nacional de Ciudades Inteligentes) y de las convocatorias DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible Integrado) han sido las poblaciones mayores a 50.000 habitantes, habiendo quedado relegadas las menores de 20.000 habitantes. AMETIC y la FEMP coinciden en que “hay que hacer un esfuerzo en promover el desarrollo de estas Entidades Locales, que por su tamaño además tienen unas necesidades distintas a las de las grandes ciudades”.

Desde la FEMP se subraya la preocupación y el interés de los pequeños y medianos municipios por modernizarse, profundizando especialmente en el fomento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Ambas partes entienden que la transformación de estos territorios contribuirá a una mejor calidad de vida y a contar con entornos que sean más interesantes y atractivos para la inversión, derivando en crecimiento económico y generación de empleo.