VSI SONYGRAF abre nuevo estudio de doblaje, sonorización y postproducción en Madrid con tres salas, una de ellas certificada Dolby Atmos. En Cineytele hablamos con Jorge Daura, director general de VSI Sonygraf, y con David Boto,  responsable del estudio en Madrid, para que nos cuenten los detalles de esta nueva instalación y de la colaboración entre VSI y Sonygraf.

La sala certificada Dolby Atmos para premezclas y mezclas de cine, con 44 altavoces y cómodas butacas VIP y sofás chester.

El pasado mes de mayo se inauguró la sede madrileña de los estudios de doblaje y postproducción de sonido VSI Sonygraf. Este complejo posee tres salas, dos de doblaje para cine y televisión multifuncionales donde se podrán realizar mezclas 5.1, y una sala DOLBY ATMOS, completamente digital.

VSI es una empresa global de doblaje, subtitulado y postproducción que cuenta con estudios de sonido por todo el mundo, incluyendo lugares como Londres, París, Berlín o Roma, entre otros, además de su nuevo estudio en Los Ángeles.

El nuevo complejo es un estudio boutique con estética industrial, pensado para dar un servicio óptimo y de confianza a los clientes.

Según Jorge Daura, director general de VSI SONYGRAF, “el nuevo estudio nos brinda la posibilidad de ofrecer a nuestros clientes más diversidad en los doblajes, al poder contar con actores de Barcelona y Madrid, según las necesidades de cada cliente o contenido”.

El estudio estará a cargo de David Boto, un profesional con muchos años de experiencia en el mundo del doblaje y posproducción, cuyo conocimiento del sector es clave para el proyecto madrileño.

Se trata de un estudio totalmente digital, que cuenta con proyección 2K de Christie. Posee dos salas de grabación y mezclas 5.1: una con monitor LCD para video y otra con videoproyección para distribución de cine. Ambas salas disponen de consolas de mezclas Avid Control 24.

Sala de grabación y mezclas 5.1 para distribución de cine, con videoproyector y mesa Avid Control 24.

La tercera sala, CERTIFICADA Dolby Atmos, es la joya de este estudio. Dedicada a premezclas y mezclas finales para cine de producción y distribución, dispone de 44 altavoces y una acústica sobresaliente. Para mayor comodidad de los equipos de trabajo y clientes está equipada con sillería profesional ergonómica además de butacas VIP y sofás Chester. A nivel de mezclas, se trabaja con la consola Avid ICON y las soluciones y plugins más recientes.

La empresa se embarcará próximamente en varios proyectos de mezclas de películas españolas, así como en doblajes para cine de distribución, series y películas para televisión. Por otra parte también abordará servicios de subtitulado para personas con discapacidad, y audiodescripción. Los proyectos de localización para las mayores plataformas de video a la carta, por los que el Grupo VSI es especialmente conocido, también ocuparán un primer plano.

 

VSI Sonygraf, la colaboración de dos líderes del sector

Creada en 2016, VSI Sonygraf es una nueva empresa que está participada por Sonygraf, empresa pionera en España en el campo de la sonorización y el doblaje, y por VSI, grupo internacional que se ha convertido en uno de los grandes líderes mundiales del sector.

Sonygraf nació en 1954, gracias al espíritu emprendedor de Joan Daura que fundó en el corazón de Barcelona un pequeño estudio que se convertiría rápidamente en un referente del mundo de la publicidad y las cuñas de radio. Fue una empresa pionera, ya que en esa época en España había muy pocos estudios de publicidad que pudiesen abordar estos trabajos debido a los escasos medios técnicos existentes en la época.

Empezaron a trabajar en el mundo del doblaje en los años 70, época en la que Sonygraf trabajó ininterrumpidamente para Televisión Española en grandes series internacionales. En los años 80 emprendieron un nuevo proyecto ampliando sus instalaciones a cinco salas de doblaje.

Tras la llegada de las cadenas autonómicas y los canales privados, con el crecimiento del sector de doblaje, Sonygraf se mudó a su actual ubicación en Barcelona, donde disponen de 10 salas de doblaje, además de la gran sala de mezclas Dolby para cine de producción y distribución, en un espacio de 1.500 metros cuadrados.

La sala certificada Dolby ATMOS cuenta con la consola de mezclas Avid ICON.

Fundado en 1989 en Londres por Norman Dawood, el grupo VSI emplea en estos momentos a más de 250 personas, en más de una veintena de países por todo el planeta, incluyendo ciudades como Berlín, París, Nueva York, Roma, Ámsterdam, Dubai, El Cairo, Tel Aviv, Varsovia, Estambul, Moscú o, de forma reciente, Los Ángeles. Es una referencia a nivel mundial, capaz de cubrir todas las necesidades de los clientes ofreciendo servicios de doblaje, voice-over, subtitulado, traducción y postproducción.

La historia de VSI tiene su origen en el padre del actual presidente de la compañía, NJ Dawood, que en 1958 creó Aradco, una empresa especializada en traducción. Su hijo Norman continuó la tradición familiar consolidando la localización de sonido de los spots de televisión hasta llevar a VSI a la era digital.

 

David Boto, director comercial de Sonygraf desde 2014, se hará cargo del nuevo estudio de la capital española. Licenciado en Filología Inglesa ha trabajado como director comercial en estudios de doblaje como Sonoblok, 103 Todd-Ao y EXA, y en laboratorios de posproducción como Fotofilm y Deluxe. Gracias a esta trayectoria su conocimiento del sector desde todos los ángulos de la posproducción es realmente amplio y reconocido por los clientes.

Cineinforme ha hablado con Jorge Daura y David Boto para que profundicen en la apertura del estudio, la relación entre VSI y Sonygraf, y la situación del sector:

 

Cineinforme: ¿Cuál ha sido la evolución de Sonygraf desde sus inicios hasta ahora?

Jorge Daura: Sonygraf es una empresa con más de 50 años de historia. Antiguamente, en España sólo teníamos como cliente a Televisión Española, además de la publicidad y las cuñas de radio. Cuando empezaron las autonómicas, nosotros fuimos creciendo, y cuando salieron las privadas hubo un boom del doblaje en España.

Pero ahora el sector ha cambiado muchísimo. Ahora las cadenas de TV doblan muy poco, porque el producto ya les llega doblado de las majors o de compañías privadas. Nos hemos dado cuenta de que el trabajo ya no se consigue aquí físicamente, si no que se consigue fuera del país. Por ejemplo, con Sony o Fox tienes que ir a Londres o París respectivamente a cerrar los acuerdos.

Jorge Daura, director general de VSI Sonygraf, en la sala certificada Dolby Atmos de Madrid.

A grandes grupos como Netflix no les gusta que subcontrates doblajes. Lo que ellos quieren es que la empresa que doble, en este caso VSI, tenga estudios en todo el mundo para no tener que subcontratar. De ahí la idea de crear VSI Sonygraf.

 

C.: ¿Cómo empezó la colaboración con VSI?

J.D.: Nosotros estábamos colaborando con VSI desde hacía tres años con el fundamento de intentar llegar a un acuerdo. Ellos tenían el problema de que no tenían un estudio en España. Estaban subcontratando en aquel momento, por lo que acabamos fundando lo que es hoy en día VSI Sonygraf.

El grupo VSI Sonygraf está en España como estudio, pero VSI tiene sedes en otros países, lo que le permite doblar a cualquier idioma sin necesidad de subcontratar.

 

C.: ¿Por qué venir a Madrid? Supongo que el acuerdo con VSI favorecía esta decisión.

J.D.: Hace tiempo que pensamos en instalarnos en Madrid porque la mayoría de los clientes tienen aquí su sede. Aquí están todas las multinacionales y tienes el cine independiente.

Estábamos viajando todas las semanas de Barcelona a Madrid para hacer los controles de calidad de doblajes con nuestros clientes. Entendíamos que, a la larga, teníamos que tener nuestro propio estudio.

El hecho de entrar en VSI nos ha brindado más posibilidades de crecimiento. Hemos crecido como grupo, hemos crecido como empresa y hemos crecido en volumen de trabajo. Sonygraf aporta los clientes que ya tenía, y ahora la integración con VSI aporta aún más.

Hoy en día el sector está cambiando muchísimo. Barcelona y Madrid tenían sus voces y los actores no viajaban mucho. Había repartos de Barcelona y repartos de Madrid para los mismos protagonistas de las series o películas. Pero hoy en día, como las series van de un sitio a otro en estudios de Barcelona o de Madrid, lo que quieren los clientes es que se respeten lo máximo posible las voces. Tener estudio en Madrid nos ayuda a crecer y acercarnos más al mundo de las televisiones y del cine para dar mejor servicio a nuestros clientes.

Sala de grabación y mezclas 5.1 para video, con monitor LCD y mesa Avid Control 24.

Además, el cine español es otra de nuestras metas de estar en Madrid. Dar más servicio a nuestros clientes con la sala Dolby Atmos, tanto en cine de producción como de distribución para las majors y las independientes.

 

C.: ¿Qué buscabais en el local para estableceros?

J.D.: Nuestro estudio es de última generación técnicamente. Tenemos 600 metros cuadrados. Nos costó un año encontrar el local, no por los metros cuadrados en sí, sino sobre todo por la altura que necesitábamos. Tampoco queríamos buscar un local que estuviera lejos de la ciudad. Queríamos estar lo más céntrico posible para que a la gente le fuera cómodo venir a trabajar. No queríamos un estudio con salas pequeñas. Queríamos un estudio con espacios amplios donde la gente se encontrara cómoda.

Nosotros somos amantes del sonido, somos amantes de este trabajo. Así que hemos creado salas con volumen. La que llamamos sala Cine para doblajes que está equipada con videoproyección tiene mucha altura, pero también la sala de Video. Intentamos diferenciarnos de nuestra competencia con los grandes y los pequeños detalles. Queremos que tanto actores como clientes se sientan como en su propia casa.

La sala Dolby Atmos tiene muy buenas dimensiones, con una pantalla para que puedas disfrutar durante la proyección. Tampoco quisimos un estudio con una sala de mezclas para cine sin el sistema Dolby Atmos. Nuestra meta es ofrecer todos los medios técnicos y humanos para que el cliente tanto de cine español como de distribución quede totalmente satisfecho.

 

C.: ¿Desde VSI os dieron alguna indicación sobre el estudio para Madrid?

J.D.: Nos han dado plena libertad, aunque sí es cierto que hemos estado en contacto permanente informándoles de todo lo que estábamos realizando tanto técnica como acústicamente y en la obra general.

Si es cierto que en un futuro no muy lejano, ya se está pensado en crecer más en Madrid. Para VSI Londres, España es una sede muy importante, veremos cómo evoluciona el mercado internacional y luego decidiremos.

David Boto, responsable del estudio de Madrid de VSI Sonygraf.

C.: ¿Cómo ha sido la instalación técnica del estudio?

J.D.: Han trabajado directamente varias empresas. Intercoas, que llevaba la obra general,  DeSanti Proyectos, que hizo toda la acústica de las tres salas, y luego Kelonik, que hizo la sala Dolby Atmos, y CCS que se encargó de la parte técnica de salas de video y servidores.

Apostamos por Kelonik, empresa con la que ya colaboramos en el estudio de Barcelona, porque sabemos que son serios y gente experimentada que te soluciona problemas. El hecho de montar una sala Dolby Atmos es muy complicado y tiene que ser gente que esté bregada en estas cosas.

La proyección es 2K porque queríamos irnos un poco más allá de lo normal y por ejemplo poder proyectar DCPs. Si, por ejemplo, un cliente quiere hacer un pase de prensa o con gente importante, debes tener una buena proyección. Podemos decir en este respecto que lo hemos conseguido.

 

C.: ¿Cuál es la filosofía de Sonygraf y las claves de su éxito?

David Boto: De lo que más orgullosos nos sentimos es de ofrecer el mismo trato y profesionalidad tanto al cliente grande como al pequeño. No nos importa que el volumen sea poco pero sí intentamos de esta manera fidelizar a muchos. Creo que ese es el secreto. Nos sentimos satisfechos de cada uno de nuestros clientes. Esa es la clave que nos diferencia.

En ese sentido otra de las grandes apuestas era estar cerca de las productoras y distribuidoras en Madrid con el objeto de ser más accesibles para ellas.

J.D.: Nos hemos dado cuenta de que los clientes le han dado una buena bienvenida al nuevo estudio. Les ha gustado. Ellos consideran que no somos un estudio más.

D.B.: Hay una parte técnica con la que tienes que contar que debe ser como dicen los ingleses: state-of-the-art (vanguardia). Esa sin duda la tenemos. Pero hay otra igual de importante, por lo que nosotros apostamos y que creo que es lo que nos diferencia: el aspecto y el equipo humano.