Cuando se lleva a cabo un trabajo de ingeniería de grandes dimensiones, la esperanza de que traspase generaciones y sobreviva a lo largo de los siglos se convierte en el objetivo de aquellos que los desarrollan. Pero el destino es caprichoso. Ingeniaría abandonada, que se estrena el lunes 14 de agosto a partir de las 22,30 h en DMAX, muestra cómo algunos de los mayores prodigios de la ingeniería han terminado convertidos en auténticas ruinas

 Un resort creado por los nazis para los obreros alemanes con menos recursos, una isla en Japón que gracias a su mina de carbón se convierte en el lugar con mayor densidad de población del mundo, una ciudad creada para los trabajadores de Chernobyl o la base aérea subterránea militar más cara de la Unión Europea. Proyectos ambiciosos, urbanos y militares, que por diversas circunstancias se han convertido en ciudades fantasma, espacios abandonados y, en muchos casos, a los que ya no se puede acceder. El lunes 14 de agosto a partir de las 22,30, DMAX abrirá la puerta a estos y otros ejemplos de Ingeniería abandonada.

Uno de los casos que los espectadores de DMAX podrán conocer con esta serie es el de la ciudad de Prora, que albergó durante el régimen nazi un macro complejo vacacional para trabajadores alemanes con recursos limitados y se fue una de las construcciones más grandes de Europa. Situada a pie de playa, este resort se convirtió en un destino favorito para aquellos trabajadores que buscaban un descanso de la rutina. Lo que a primera vista se podía percibir como un refugio vacacional, se acabó descubriendo como uno de los aparatos de propaganda del régimen nazi más destacados.

Otro de los casos más sobrecogedores es el de la ciudad ucraniana de Pripyat. Creada como ciudad destinada a albergar a los trabajadores de la central nuclear de Chernobyl, en pocos años acabó acogiendo a 50.000 habitantes entre sus amplias avenidas. Un sueño de la Unión Soviética que acabó en pesadilla el 26 de abril de 1986. Ese fatídico día, el cuarto reactor de la central nuclear estalló y Pripyat, a apenas 3 km del epicentro de la explosión, se vio arrasada por la radiación. 48 horas se tardó en evacuar la ciudad, pero en ese tiempo numerosas personas cayeron enfermas a causa de la alta radiación.

La que se considera la Pompeya moderna es hoy en día una atracción de turistas, que no dudan en atravesar los numerosos controles policiales y militares para ver en primera persona el desolador paisaje de una ciudad invadida por el bosque y cuya noria en la plaza central se ha convertido en un icono de lo que una vez fue considerado un gran triunfo del socialismo.

En los sucesivos episodios, seremos testigos de islas que llegaron a ser las más pobladas del mundo, bases militares subterráneas, puentes que no llegaron a ser terminados, carreteras que llevan a ninguna parte y algunos de los proyectos de ingeniería que hace años figuraban entre las más increíbles creaciones del mundo y que hoy se encuentran abandonados y en ruinas. Lugares y objetos que en su día estuvieron a la vanguardia de la ingeniería, pero que ahora se encuentran en desuso, contaminados y en un estado peligroso.

 Ingeniería abandonada se estrena el lunes 14 de agosto a las 22,30 horas en DMAX.