El campeón de ajedrez de España se enamora de una corresponsal francesa en Madrid en los convulsos años 30 del siglo pasado. El jugador de ajedrez es la gran historia de amor y drama que todos estamos deseando ver, esta vez con factura española a nivel internacional. 

Melina Matthews y Marc Clotet son la pareja protagonista de ‘El jugador de ajedrez’

1934. Diego Padilla gana el campeonato de España de ajedrez y en el camino conoce a una periodista francesa, Marianne Latour, de la que se enamora. Años más tarde, cuando ambos se mudan a Francia para comenzar una nueva vida, Diego será víctima de una conspiración y acusado como espía por los agentes nazis. Encerrado en una cárcel, su conocimiento de las estrategias del ajedrez le harán triunfar en la vida y en el amor.

Esta es la historia de El jugador de ajedrez, una gran producción española de nivel internacional que llegará a nuestros cines el  día 5 de mayo. Dirigida por Luis Oliveros, la película está basada en la novela homónima de Julio Castedo, que también firma el guion.

Una escena de la película, que recrea París en plena Segunda Guerra Mundial

El jugador de ajedrez, protagonizada por Marc Clotet y Melina Matthews, es una producción de Ishtar Films, con la colaboración de Tornasol Films, Hernández y Fernández PC y con la participación de Film Team. El rodaje, fue llevado a cabo en Budapest y Gran Canaria con el objetivo de recrear con la exactitud más impecable el París ocupado por los nazis, el Madrid de mediados de los años 30 y la Provenza francesa tras el final de la II Guerra Mundial.

Momento del rodaje de ‘El jugador de ajedrez’

Con referencias visuales a grandes éxitos españoles como Palmeras en la nieve o El tiempo entre costuras y a aclamadas películas tales como El paciente inglés, esta gran producción española, de alto presupuesto y que no ha contado con la participación de Atresmedia ni Telecinco Cinema, está apoyada por TVE, Telemadrid y el Ministerio de Cultura.

‘El jugador de ajedrez’ se desarrolla entre Madrid y París durante la década 1935-1945.

La banda sonora de la película, a la que podemos considerar un personaje más, ha sido compuesta por Alejandro Vivas e interpretada por la prestigiosa Filarmónica de Budapest.

La película, que formó parte de la Sección Oficial de la última edición del Festival de Málaga – Cine en español, cuenta con un final que dejará un gran recuerdo a los espectadores españoles.