Álex de la Iglesia tiene por delante un gran año: presenta en Málaga El Bar, que dirige, coescribe y produce. También en el Festival participa, en su faceta de productor, con Pieles que supone el debut en el largo de Eduardo Casanova. El ex presidente de la Academia de Cine nos cuenta cómo ha afrontado estas producciones y nos ofrece su visión sobre la situación actual de la industria cinematográfica en España.

Álex de la Iglesia en el rodaje de ‘El Bar’

Cine&tele: Una pregunta imprescindible para arrancar: Parece que El Bar tiene algunos matices de denuncia sobre la situación de la sociedad española actual…

Álex de la Iglesia: Francamente no he tenido intención de hacer una película social, todo lo contrario. No tengo a Ken Loach en el primer puesto en mi lista de directores. Pero sí es cierto que, basándome en la ficción, cuento una historia que me apetecía contar y que es obvio tiene detrás lo que estamos viviendo todos… Cuando escribes un guion, plasmas lo que tienes en la cabeza y, sin duda, lo que está sucediendo ahora en España se refleja, pero no es el objetivo principal. El objetivo principal es hacer una película atractiva, terrorífica y angustiosa.

C&T.: Eres, además de director, productor

A.I: Sí, llevamos ya tres años produciendo con dos productoras asociadas, con Nadie es Perfecto, de Kiko Martinez y Pokeepsie Films. Hemos hecho Los héroes del mal, Musarañas y Pieles, y este año comenzamos la producción de En las estrellas, la segunda película de Zoe Berriatúa. Sumando las mías, (El Bar y Perfectos desconocidos) en dos años hemos hecho cinco películas, algo de lo que estoy muy orgulloso.

C&T.: Hasta tú mismo debes estar sorprendido…

A.I: La verdad es que estoy muy contento con el resultado. Esta faceta como productor me está dando muchas alegrías y es apasionante defender tanto tus propias ideas como las de otros.

C&T.: Estás en posición de poder buscar talento nuevo

A.I: Sí, eso es verdad. Yo creo que una es ventaja. El hecho de ser director me coloca en una posición favorable a la hora de hablar de proyectos otros directores… Lo cierto es que lo veo todo más cercano, lo entiendo mejor y creo que la posición es muy eficaz a la hora de llevar a cabo lo que se pretende transmitir a la pantalla.

Fotograma de ‘El Bar’, la nueva película de Álex de la Iglesia

C&T.: Tu participación como productor en El Bar es mayoritaria, pero ¿Y en el resto de tus películas?

A.I: En Perfectos Desconocidos somos minoritarios (40%), y en El Bar mayoritarios (60%). Pieles está hecha con la colaboración de Netflix.

C&T.: ¿Cómo ves el paisaje en España como productor, teniendo en cuenta la escasez de apoyos?

A.I: Es muy difícil. Aunque cuesta muchísimo esfuerzo, yo recomiendo a pesar de las dificultades, no desanimarse. Los proyectos salen, por muy complicados que hayan sido. Por ejemplo Pieles, que ha sido una película muy difícil de producir y ahí está. Es una cinta que no tiene subvención pública, que no tiene televisiones detrás. No están ni TVE, ni Mediaset ni Atresmedia. Es una película hecha con la fuerza y las ganas de la nueva producción, de los nuevos invitados a la producción en España: las plataformas digitales. La posibilidad de que haya nuevos socios en la producción nos abre otros caminos y, además, lo hace en un momento muy bueno. Cuando yo era presidente de la Academia, en un comentado discurso, hablamos de este tema: que internet y lo digital no era un futuro sino que era el presente y era el momento de apostar por ello. Efectivamente el tiempo nos ha dado la razón.

C&T.: Pieles es, entonces, tu primera incursión como asociado en el mundo de las plataformas digitales, y es una de las primeras películas españolas que se hacen por ese camino

A.I: Sin duda, es una apuesta por encontrar nuevos caminos para la financiación de la producción y es una apuesta muy interesante porque precisamente plataformas como Netflix, Amazon o HBO no están atadas a las convenciones clásicas de una televisión, sino Álex de la Iglesia, director y productor de El Bar que precisamente, están buscando productos que sean diferentes y que tengan un denominador común, que se podría traducir en riesgo y diferencia. A nivel creativo nos abre muchas puertas.

C&T.: Aunque Pieles esté producida por Netflix, tiene prevista su carrera comercial habitual, primero salir en salas…

A.I: En este caso Netflix permite una ventana de theatrical de 4 meses, el tiempo suficiente para mantener una película de este calibre.

C&T.: Las dos películas que llevas al Festival de Málaga son muy distintas, empezando por el presupuesto…

A.I: Sí. El Bar es una película de casi cinco millones, más o menos, y Pieles es una película mucho más modesta, de un millón de euros.

C&T: Suponemos que la explotación de ambas películas, vendría por theatrical en España, televisión en España y ventas al extranjero.

A.I: En el caso de Pieles, Netflix tiene los derechos de explotación a nivel mundial, excepto en España.

C&t: ¿Y las ventas internacionales de El Bar?

A.I: Estrenamos a la vez en España y Japón. La verdad y por suerte, es que mis películas ya tienen un mercado abierto, algo que nos permite un lanzamiento internacional bastante amplio.

Fotograma de ‘Pieles’

C&T: ¿Las vendes tú solo o a través de un agente?

A.I: Nosotros hemos trabajado hasta ahora con Film Factory, un referente esencial en el cine español. Digamos que Vicente Canales es responsable de la mayor parte de la vida internacional de las películas que se hacen en España.

C&T: ¿Qué parte de la recuperación de El Bar esperas de internacional?

A.I: Bastante grueso, pero sin llegar al 50%. La película se soportará fundamentalmente en España.

C&T: ¿Cómo se consigue poner en pie una película como El Bar con un presupuesto de casi cinco millones?

A.I: Ahora más que nunca, películas como el El Bar son más difíciles de producir. Las películas de medio presupuesto son las más arriesgadas. Hoy en España solo se hacen películas de un presupuesto muy alto o se hacen cintas prácticamente sin dinero. Las películas que realmente asientan una producción industrial permitiendo que haya maquilladores, directores, jefes de producción, etc. son las de cuatro o cinco millones
que, además, son las que corren más peligro debido al modelo de financiación de nuestro país.

C&T: ¿Pieles tiene ya distribuidora en España?

A.I:Sí, Pieles va a estar distribuida por Barton Films, ya está decidido. Teníamos bastantes propuestas pero nos hemos decidido por una compañía que cuida mucho las películas y con cuyo director tengo unas excelentes relaciones desde hace muchos años.