La empresa ha publicado sus resultados correspondientes al año 2016, que muestran un incremento de sus ingresos totales de un 15%.

Cellnex Telecom ha presentado los resultados correspondientes al cierre del ejercicio 2016. Los ingresos ascendieron a 707 millones de euros (+15%) y el ebitda alcanzó los  290 millones (+23%), por encima de las estimaciones para el ejercicio que situaban el crecimiento del ebitda entre un +15% y un +20%.  El resultado neto comparable  alcanzó los 40 millones de euros (+38%) frente a los 29 millones del cierre de 2015.

Tobías Martínez, Consejero Delegado de Cellnex, destaca como “los resultados de 2016,  a perímetro constante, confirman un crecimiento interanual del +4%  en el número de equipos (puntos de presencia) desplegados en los emplazamientos operados por Cellnex. Trimestre tras trimestre hemos incrementado en más de 200 los equipos que hospedamos para nuestros clientes.” Esto se ha visto reflejado en la mejora del ratio de compartición que ha alcanzado un 1,62 por emplazamiento frente al 1,53 de 2015.

“Este crecimiento orgánico –prosigue Tobías Martínez–, debe además proyectarse sobre un perímetro que sigue ampliándose dotando de un mayor potencial a la compañía. Me parece relevante destacar que la compañía ha doblado sus ingresos en los últimos 4 años y ampliado su presencia a 5 países, lo que supone un cambio cuantitativo y cualitativo muy relevante. Este es un proyecto en el que presencia en distintos mercados en los que también operan nuestros clientes, y escala, constituyen factores clave para la sostenibilidad del modelo de negocio.”

En relación a las operaciones de crecimiento realizadas durante el ejercicio, José Manuel Aisa, Director Financiero y de M&A de Cellnex Telecom, ha subrayado como “los 700 millones de euros invertidos en 2016 en Italia, Francia, Holanda y Reino Unido, junto a los 700 ya invertidos en 2015 en el portafolio de emplazamientos de WIND, y los 854 millones del reciente acuerdo firmado este 1 de febrero con Bouygues Telecom, dan cuenta del dinamismo que vive el sector en Europa.”