Eurodata TV Worldwide

Parece ser que este año será récord en el consumo mundial de televisión. Se podría  calificar a 2012 como el año de la transición, con la revolución de pantallas. Tablets y smartphones representan una gran oportunidad para el consumo de contenidos, ha señalado Jacques Braun, vicepresidente de Eurodata TV Worldwide.

El deporte, rey de la programación

La actividad deportiva en los primeros ocho meses de 2012 ha demostrado una vez más el predominio de eventos, directos y marcas. Las grandes competiciones y eventos deportivos en la primera parte del año, han dominado  el ranking en las listas de las cadenas de varios países.

Así, durante el período de enero- agosto de 2012, la Eurocopa de fútbol se hizo con el número uno de la programación en países como  Alemania, España, Italia y los Países Bajos. El partido de clasificación para el próximo Mundial de fútbol de la FIFA encabeza el ranking en Japón, mientras que la Super Bowl arrasa en Estados Unidos.

Algunos de estos programas deportivos han registrado record de audiencias en varios países. Como por ejemplo en el nuestro; la final entre ‘La Roja’ y la selección italiana, congregó a 15,5 millones de espectadores en Tele 5, lo que supuso una de las mejores audiencias de todos los tiempos en España.

Pero los Juegos Olímpicos también han dado “juego”. La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, reunió a 42,5 millones de estadounidenses que vieron la apertura en la NBC; mientras que por la noche la BBC1 inglesa hizo un share del  81 por ciento, con 24, 3 millones de espectadores frente a su televisor.

Además de estos eventos deportivos, el público confirma su pasión por programas locales e internacionales. Esto es lo que sucede en Australia, país en el que “La Voz” (que de momento tan buenos datos está dando a Tele 5 en España) se ha instalado en el primer lugar. Algo parecido sucede en los Países Bajos, pero el programa que enamora a los holandeses es la adaptación de “El amor está en el prado”.
 
Más televisión todos los días, pero …

La actualidad deportiva ha contribuido al aumento en el consumo de televisión en el período de enero a agosto de 2012. Así ha sucedido en varios países, entre ellos Francia, España y los Países Bajos, con incremento de 8 minutos (3:50),  7 minutos (4:02) y 5 minutos (3:12), respectivamente,  en comparación con el mismo período de 2011.

Pero si el tiempo que dedican a ver la tele también aumenta en los adultos /jóvenes en Francia, España e Italia, no sucede lo mismo en otros países, como Estados Unidos, Reino Unido y Japón donde se redujo  el consumo de TV esta categoría. 

Evolución de equipos, revolución de utilización

Las ventas de dispositivos conectados están creciendo en los principales países en el periodo primer semestre 2011 y primer semestre de 2012. Así, en Alemania Smart TV se incrementó el 74 por ciento, con  2,3 millones de televisores. En el primer semestre de 2011, había algo menos de un millón de tablets, cifra que aumentó hasta los 2,7 millones en el periodo enero – junio de este año.

La duplicación de pantallas incita el consumo de televisión ATAWAD (‘En cualquier momento, en cualquier lugar,  con cualquier dispositivo’). Además,  la “multitarea” – uso del Smartphone, tablet  u ordenador simultáneamente a la televisión – se instala cada vez más en los hogares.  Para muchos, los smartphones y tablets se han convertido en compañeros indispensables para el consumo de televisión. En Francia, más de un tablet sobre tres (34,9 por ciento) se utiliza para ver programas en directo o diferidos y el 51 por ciento de los usuarios de Internet mayores de 15 años utilizan una segunda pantalla mientras ve la televisión. En Estados Unidos, el 57 por ciento de los usuarios de  smartphones y tablets revisan su correo electrónico mientras visualiza la televisión.

“El desafío para los operadores es garantizar que la distracción causada por la multitarea se convierta en positiva para el contenido de la televisión”, dice Amandine Cassi, directora del centro internacional de estudios. Y continúa: “suscitar interés, ofrecer interactividad, prolongar la experiencia y provocar compromisos, son el corazón de las estrategias de la televisión social para los operadores, contribuyendo así  al dinamismo del panorama audiovisual internacional”.

Contenidos conectados

Los  Juegos Olímpicos de Londres han sido una verdadera demostración para la televisión social. Se retransmitían y se comentaban en todas las pantallas. Tanto en China como en Canadá, se propuso a los internautas  juegos sociales. Estados Unidos, a pesar de la diferencia  horaria, no dejó escapar las aplicaciones de la segunda pantalla ofrecidos por la cadena NBC que permitía ver vídeos en directo, resultados, estadísticas y compartir la emoción de una medalla con la selección nacional.

Si es evidente que la televisión social enriquece las retransmisiones deportivas, es lógico que también se aplique a todos los tipos de programas. Por ejemplo, en el ámbito del entretenimiento, los votos a través de redes sociales y diferentes aplicaciones se integran cada vez en los  mecanismos de los programas. La convergencia de contenidos y usos  están particularmente bien ilustrado por la CBS, que ha hecho un piloto para la adaptación televisiva del juego social “Draw Something”, disponible en los smartphones y tablets.

En la ficción, las estrategias para la televisión social vienen precedidas por  lanzamientos o nuevas temporadas para suscitar interés, pero también para los programas que no se están emitiendo en ese momento (fuera de temporada)  con el fin de suscitar la atención del púbico. Así, la versión 2012 de Dallas estuvo acompañada del “Juego Rise to Power”, una aplicación que permitía acompañar al personaje elegido y ganar premios. Esta estrategia funcionó muy bien, pues el primer episodio de Dallas congregó a 8,3 millones de espectadores, multiplicando por cuatro la cuota de audiencia habitual del canal TNT.