Dichos fondoncomprometen una inversión mínima de 20 millones de euros adicionales para el desarrollo de los proyectos estratégicos del Grupo. La opración tiene como objetivo convertir a la compañía en el principal operador español de servicios y contenidos del sector audiovisual con un claro foco en su expansión internacional. También confirman que Secuoya se presentará a los concursos de externalización de las cadenas autonómicas, desarrollará un proceso de consolidación sectorial en el ámbito de los servicios audiovisuales e iniciará su expansión mediante la creación de una red internacional de productores de contenidos de habla hispana y de servicios audiovisuales.

N+1 ha adquirido el 55 por ciento del capital del grupo de comunicación Secuoya. La operación se cerrará en los próximos días mediante la presentación de una oferta de compra en las mismas condiciones a los accionistas minoritarios. Se trata de la mayor operación financiera llevada acabo durante este año en el mercado audiovisual español, exceptuando la fusión de Antena 3 y La Sexta.

La entrada de N+1 en el capital de Secuoya supone para la compañía  una mayor  solidez financiera que le separa de sus competidores en un contexto como el actual, marcado por la escasez de liquidez y la dificultad de acceso al crédito.

En este sentido, N+1 compromete un mínimo de 20 millones de euros adicionales para llevar a cabo los  proyectos estratégicos del Grupo Secuoya, ya de por sí uno de los grupos menos endeudados del mercado. Entre ellos destacan la concurrencia en los procesos de externalización de las cadenas autonómicas, la adquisición de nuevas empresas dentro de la cadena de valor de la industria audiovisual,  y la creación de una red internacional de productoras de contenidos de habla hispana. Todo ello con el fin de constituir, según Raúl Berdonés, presidente ejecutivo de Grupo Secuoya, el mayor grupo del mercado español en contenidos y en servicios audiovisuales.

Según Berdonés, la entrada en el capital de N+1 supone un importante empuje para acometer los planes de expansión del Grupo. En un mercado tan cambiante como el audiovisual, se siguen creando nuevas oportunidades de negocio. Así lo vemos nosotros –y lo venimos demostrando- y así lo ha comprobado N+1 que ha visto en nuestra compañía una apuesta de futuro.

Por su parte, Ignacio Moreno, consejero delegado de N+1 Private Equity, ha manifestado que Secuoya goza de un excelente posicionamiento y de un sólido equipo directivo para abordar las oportunidades de crecimiento que se están abriendo en el sector audiovisual. Esperamos que este acuerdo contribuya decisivamente al proyecto reforzando la estructura de capital de Secuoya, los recursos de gestión y aportando nuestra experiencia en procesos de build-up desarrollados en otros sectores.

Tras la entrada de N+1, la estructura de capital de Secuoya queda repartida de la siguiente manera: N+1, con el 55 por ciento, es el primer accionista significativo;  Raúl Berdonés pasa a ser el segundo accionista significativo; y Pablo Jimeno el tercer accionista significativo. El resto del capital queda repartido entre el free float (cuya cifra dependerá del grado de aceptación de la oferta que realice N+1 a los accionistas minoritarios) y la autocartera.

Continuidad en la gestión

El actual equipo gestor, encabezado por el presidente ejecutivo y consejero delegado, Raúl Berdonés, y por Pablo Jimeno, director general, se mantiene como máximo responsable del Grupo Secuoya de acuerdo con el pacto de gestión acordado entre ambas partes, lo que garantiza la continuidad de la gestión de la empresa de acuerdo con unos objetivos estratégicos compartidos.

El equipo de profesionales de Onza Partners encabezado por Jose María Irisarri se incorporará dentro del equipo directivo de Secuoya con el fin de conseguir los objetivos estratégicos anteriormente definidos.

La suma de ambos equipos, unido a las recientes incorporaciones de talento realizadas por Secuoya, conforman un sólido equipo profesional de primer nivel liderado por Raúl Berdonés, que, junto a la solvencia y capacidad financiera aportada por N+1, hacen factible el objetivo de llevar a Secuoya a posicionarse como el principal operador español de servicios y contenidos del sector audiovisual.