Desde ayer, día 30 de mayo, y hasta el 3 de septiembre el Palau Robert de Barcelona acoge doscientas piezas -vestidos, fotografías y objetos personales- del gran mito de Hollywood de la década de 1950 Marilyn Monroe. Los objetos expuestos, propiedad de la barcelonesa Maite Mínguez, constituyen una colección considerada por los expertos como una de las más importantes del mundo.